Público
Público

Vicky Peña dice "me siento en deuda con los maestros que han caído en el olvido"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La actriz Vicky Peña, galardonada ayer con el Premio Nacional de Teatro, se siente en deuda con sus compañeros y con los maestros de actores que han caído en "una situación lamentable de olvido", ha señalado durante una entrevista con Efe.

"Siento una responsabilidad hacia las personas de mi profesión, me siento en deuda con los compañeros y las personas mayores que me han enseñado", ha señalado la actriz, vicepresidenta durante doce años de la Asociación de Actores y Directores Profesional de Cataluña (AADPC).

Peña, que ocupó el cargo de dirección del sindicato AADPC hasta el año pasado, considera que el trabajo de actor es a veces "una labor ingrata que da un valor especial a los nuevos rostros y valores mientras se olvida de los más mayores".

La actriz ha colaborado desde la directiva de la AADPC, y sigue colaborando, en la consecución de los derechos civiles y laborales, en especial de los más mayores, "de los que más nos han enseñado", una tarea que ha calificado de "difícil".

Peña no ha querido destacar ningún papel concreto o crucial de los representados durante su carrera: "Todos me han dado y enseñado mucho", ha dicho.

Los papeles que prefiere Peña no "dependen de personajes concretos", pues le divierte trabajar y que la obra enseñe algo y no sirva sólo para pasar el rato.

Vicky Peña (Barcelona, 1953) ha recibido por su labor y compromiso profesional el Premio Nacional de Teatro del Ministerio de Cultura, un galardón que significa para ella "el reconocimiento de un trabajo hecho", un "¡ánimo!" para seguir adelante, pero "también una responsabilidad".

En estos momentos, la actriz no está actuando y prepara para la primavera su papel en una obra que se representará en el Teatro Nacional de Cataluña.

Está ilusionada también ante un trabajo "muy interesante" para la temporada próxima en un proyecto que "viene de Madrid y que girará por toda España".

Mientras tanto, tiene ante sí una "minigira", de enero a febrero, por diferentes localidades españolas con "Après moi, le Dèluge", de Lluïsa Cunillé, y continúa con sus recitales de textos de Damià Barbany, "De Mahagonny a Youkaly. Un viatge amb Kurt Weill".

De su larga carrera artística, Peña ha señalado que "no trabaja para tener éxito".

Hija de los actores Felip Peña y Montserrat Carulla, Peña cree que con el teatro "se pueden contar cosas, reflexionar y enriquecerse como ser humano".

Tras su papel en la película "A Electra le sienta bien el luto", estrenada en televisión en 1985, y tras haber encarnado a Carmen Polo de Franco en el film histórico de Jaime Camino "Dragon Rapide" (1986), la actriz ha intervenido en una veintena de películas en castellano y en catalán.

Entre ellas "Werther", de Pilar Miró; "La casa de Bernarda Alba", de Mario Camús; "La buena vida", de David Trueba; o "Secretos del corazón", de Montxo Armendáriz.

En su extenso currículum como actriz teatral cuenta, además de con "Après moi, le Déluge", con obras como "Homebody/Kabul", "Els estiuejants"; "La Orestiada"; "La ópera de los tres centavos"; "Enrique IV" o "Tirant lo Blanc".

Desde hace ocho años representa el recital musical dirigido por ella misma con una selección de textos de Damià Barbany, "De Mahagonny a Youkaly. Un viaje con Kurt Weill".

Con su papel de señora Lovett en "Sweeney Todd", estrenada en 1995 y recuperada en 1997 y 2008, ha obtenido seis galardones, entre ellos un Max de las Artes Escénicas, que se suma a los conseguidos con "La reina de la belleza" y con "Homebody/Kabul".