Público
Público

Las víctimas que renuncian a seguir el proceso aumentan un 46 por ciento desde 2007

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El número de mujeres que presentó una denuncia por violencia de género y, posteriormente, renunció a continuar con el proceso judicial ha aumentado un 46,4 por ciento desde 2007.

Así, de las 470.706 denuncias presentadas desde enero de 2007, ha habido 58.118 renuncias al proceso, lo que supone un 12 por ciento del total, como muestran las estadísticas del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género, que ha presentado hoy su presidenta, Inmaculada Montalbán, en relación con la aplicación de la ley de violencia de género.

Si en 2007, 2.735 mujeres renunciaron a seguir adelante con la denuncia, en 2010 han sido 4.004.

Montalbán ha mostrado su preocupación por el aumento de estas renuncias y ha explicado que se deben al derecho que tiene la víctimas a no declarar, lo que se traduce en el sobreseimiento o el archivo del caso, puesto que el testimonio de la mujer "es vital" para llegar al fin del proceso.

La presidenta del Observatorio ha considerado que estas renuncias pueden deberse a que las mujeres "no ven cumplidas sus expectativas", en el sentido de que el proceso es más complejo y duro de lo que pensaban.

No obstante, las 470.706 denuncias por violencia de género presentadas desde 2007, suponen un aumento del 17 por ciento, ya que en ese año hubo 126.293; en 2008, 142.125; en 2009, 135.540; en tanto que en el primer semestre de 2010 se han contabilizado 66.748.

Montalbán, que también ha hecho un balance de la respuesta judicial en los últimos cinco años, ha asegurado que ésta "ha mejorado" y se ha mostrado convencida que la ley de violencia de genero ha salvado "muchas vidas".

Ha indicado que desde que existen los juzgados de violencia sobre la mujer, en 2005, se han dictado 140.936 órdenes de protección, un 73 por ciento de las solicitadas.

En este sentido, ha señalado que las mujeres que han muerto en estos últimos cinco años por violencia de género y que contaban con orden de protección en vigor han sido "sólo" 47.

Ha insistido en que "no hay impunidad para los maltratadores"; de hecho, el 79,5 por ciento de las sentencias de los juzgados especializados en violencia machista han sido condenatorias, mientras que las dictadas por los juzgados de lo penal que conllevaron la condena fueron el 53 por ciento.

En las audiencias provinciales las sentencias condenatorias fueron el 81 por ciento.

En total, más de 145.000 acusados han sido condenados por violencia de género por los órganos judiciales especializados.

Respecto a la nacionalidad de las víctimas, se mantiene el incremento de mujeres extranjeras que solicitan órdenes de protección que pasan de un 29,8 por ciento en el segundo trimestre de 2005, al 34,6 por ciento en el primer semestres de 2010.

Sin embargo, Montalbán ha señalado que el número de inmigrantes muertas por violencia machista "es preocupante" (en 2010 constituyen el constituyen el 38,1 por ciento del total de las 63 asesinadas), y ha considerado "importante" que se hagan campañas de sensibilización para que este colectivo denuncie para salir de la espiral de violencia.

En cuanto a los asuntos civiles, Montalbán ha informado de que en los juzgados de violencia sobre la mujer ingresaron un total de 77.531 procedimientos, mayoritariamente de sentencias y divorcios, que se han incrementado un 127,6 por ciento.

La presidenta del Observatorio ha explicado que el porcentaje de mujeres que presenta denuncia por malos tratos en estos juzgados y, además, presenta otra por demanda o divorcio, es del 12,65 por ciento, lo que significa, en palabras de Montalbán, que "no es verdad" que se utilicen los malos tratos para obtener sentencias beneficiosas en los procesos de separación o divorcio.

En cuanto a las denuncias falsas, Montalbán ha indicado que en lo que va de año se han contabilizado "apenas tres".

A preguntas de los periodistas, la presidenta del Observatorio no se ha mostrado partidaria de que los maltratadores pierdan automáticamente la custodia de los hijos, salvo, ha especificado, en los casos graves.