Público
Público

"La vida dentro de los CIE es insoportable"

Pau Pérez-Sales es psiquiatra y director del estudio ‘Situación de los CIE en España'

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El psiquiatra Pau Pérez-Sales ha dirigido el informe Situación de los Centros de Internamiento para Extranjeros en España. Conversaciones junto al muro. El estudio, coordinado por la Comisión Española de Ayuda al refugiado (CEAR), forma parte de un trabajo europeo sobre las condiciones de detención de inmigrantes en situación irregular y de solicitantes de asilo. Algunas de sus conclusiones son demoledoras.

'La sensación de indefensión que hay allí dentro me impresionó mucho'

¿Qué es lo que más le sorprendió al visitar estos centros?

Lo que más me sorprendió es cómo a alguien le puede cambiar la vida en cuestión de segundos por el mero hecho de estar en la calle. Muchas detenciones son arbitrarias. Recuerdo el caso de una mujer ucraniana que fue arrestada cuando iba a buscar a la niña a la guardería. Estuvo retenida y sin noticias de su hija durante nueve días. Es escalofriante. La sensación de indefensión que tienen los inmigrantes dentro de los centros me impresionó mucho.

¿Cómo es la vida allí?

La vida en los CIE es insoportable. Hasta 250 personas están hacinadas en un espacio reducido, encerradas en una habitación con gente que no conocen de nada y con la incertidumbre de no saber qué harán con ellos. Ni siquiera saben si van a salir o no; si volverán a ver a sus familias o si les repatriarán a sus países. Además, en los CIE no se puede practicar ningún tipo de actividad. Está incluso vetado el acceso a Internet. La presión psicológica que sufren es muy dura.

'Hay policías que han golpeado a inmigrantes con fines intimidatorios'

¿En qué condiciones higiénicas y sanitariasse encuentran?

El trato que sufren es, en muchas ocasiones, denigrante. De absoluta humillación. Desde internos que llevan el mismo calzoncillo durante un mes hasta personas que deben hacer sus necesidades en una botella porque por la noche está prohibido ir al servicio. Es incomprensible que existan estas situaciones en un Estado de derecho como el de España.

¿Han detectado casosde malos tratos?

Sí, hemos documentado casos de torturas y malos tratos por parte de algunos funcionarios públicos contra determinados internos. Hay policías que han golpeado a inmigrantes con fines intimidatorios. No son torturas sistemáticas, pero están ahí. En Valencia, por ejemplo, había un policía que por las noches provocaba a un grupo de argelinos, a quienes agredía con una vara.