Público
Público

El Villarreal pasa a dieciseisavos de la Europa League

Los de Valverde se imponen con facilidad a un flojo Levski de Sofía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Villarreal ya tiene sellado su pase a los dieciseisavos tras la derrota del Lazio ante el Salzburgo y su victoria a domicilio contra el Levski de Sofía por 0-2. 

En un partido en el que los de Valverde comenzaron dormidos y en el que ninguno de los dos equipos crearon demasiadas ocasiones. Sin embargo, fue el equipo castellonense el que se adelantó en el marcador gracias a una jugada de estrategia. Rossi aprovechó un saque de falta de Ibagaza para fusilar la portería búlgara en el minuto 36 del primer tiempo. 

Ya en la segunda mitad, el Villarreal se limitó a esperar al Levski y a aprovechar los huecos a la espalda de la defensa rival. Así sucedió en el segundo gol, en el que Senna culminó un contragolpe con un disparo suave y colocado que no pudo alcanzar el portero Mitrev. 

Por lo demás, poco peligro de los búlgaros durante el resto del encuentro que sólo dejó como aspecto a destacar la lesión muscular de Fuster, quien fue sustituido por el brasileño Nilmar. 

A falta de un partido, el Villarreal ya está en dieciseisavos con sus nueve puntos, tres más que el Lazio, a quien tiene ganado el gol-average. De este modo, el Villarreal se enfrentará al líder del grupo, el Salzburgo, sin jugarse nada.

Tres goles de bella factura abrillantaron una victoria más cómoda de lo esperado. Joaquín sedó con su gol tempranero al Lille y lo demás fue coser y cantar. Tanto que nadie echó en falta a Silva y Villa.

La victoria se radiografió con los goles. El primero apenas tuvo que empujarlo Joaquín, que también marcó el segundo. Marchena le lanzó un balón en profundidad y Joaquín, en carrera, amansó el cuero con la derecha para fusilar con la izquierda. El extremo se abría paso a goles poniendo de cara la clasificación del Valencia. Mata, ayer de teórico ariete, ejerció de tal fabricando un magnífico tercer gol. El Lille opuso débil resistencia. Inquietó lo justo, más que nada por la actitud de los valencianistas.