Público
Público

La violencia machista copa los informativos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por detrás de la crisis y los ajustes económicos. La violencia de género ocupa el tercer asunto en importancia en los informativos de las televisiones públicas andaluzas y es primera o segunda noticia de portada el doble de veces que el resto de informaciones. Son los datos de un informe realizado por el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), que analiza 2.847 horas de programación emitidas en 2010 por las autonómicas Canal Sur TV y Canal Sur 2, las desconexiones de TVE y diez televisiones municipales.

La información sobre esta lacra “no está exclusivamente condicionada por las noticias sobre agresiones o asesinatos sino que viene marcada, fundamentalmente, por el esfuerzo social e institucional por convertir el asunto en un tema de actualidad”, añade el estudio. De hecho, las noticias aumentan “considerablemente” en marzo –el día 8 se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora– y “alcanza sus cotas más altas” en noviembre –el 25 se celebra el Día Internacional contra la Violencia de Género–.

El informe también analiza los actores que participan y concluye, por un lado, que dos de cada tres intervenciones a cámara son de mujeres; y, por otro, que predominan los representantes institucionales por encima de los expertos, cuyas declaraciones ocupan el séptimo lugar, por detrás incluso de las asociaciones contra la violencia de género.

“Los testimonios cualificados de expertos ayudan a comprender mejor la información y posibilitan que las mujeres conozcan los mecanismos para salir de la situación”, recomienda la presidenta del CAA, Emelina Fernández, en una nota. “No se puede acudir al vecino o al amigo; hay que dejar a un lado el espectáculo y el morbo”, añade.

Efecto imitador

Esa forma de informar ha llevado recientemente al Gobierno a debatir sobre el papel de los medios y el efecto imitación en los crímenes machistas. Y esa es la cuestión de fondo que plantean tres consejeros en un voto particular que sería aceptable si no fuera por la deriva que toma: “Las instigadoras del presunto informe (...) han preferido continuar en su carrera a trompicones, lanzadas en esa vana, falaz e irresponsable pendiente de su mera ideología sectaria”, afirman José María Arenzana, Isidro Cuberos y Carmen Elías, propuestos por el PP, quienes califican de “inútil” el estudio.

El voto particular recoge también de forma irónica el término “miembras” –usado por la entonces ministra Bibiana Aído– y alude a un “asunto viciado en origen por el sustrato ideológico y la pretensión de inicua ingeniería social” de quienes han impulsado el estudio “a favor de la religión que profesan”.

En un voto concurrente, seis consejeros recuerdan el historial de Arenzana sobre las actuaciones del CAA en igualdad: “Se refiere a ellas como asuntos que ‘no merecen la pena’, algo ‘absurdo’ que ‘aburre soberanamente’ (...) o una ‘aberración democrática’ y las califica como una condición ‘obsesiva’ de algunas consejeras”.