Público
Público

"Vivo en una cárcel andante"

María vive amargada desde que le retiraron el escolta hace dos semanas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Desde hace dos semanas María vive amargada. El día nueve, el Gobierno vasco le retiró el escolta que la protegía del hombre que la maltrató durante cinco años. “Vivo en una cárcel andante, aunque yo soy la víctima”, se queja la mujer, de 44 años.
A María le han retirado la protección porque en los dos años que la ha tenido el agresor no ha actuado. “No me ha agredido porque sabía que tenía escolta. Durante un tiempo se hospedó a 300 metros de la casa de mi familia, donde yo iba cada día a cuidar
a mi padre, hasta que murió hace poco. Y además sabe dónde vivo”, relata.

“Mi hija pregunta quién nos protegerá”, explica con temor ante la idea de que su ex marido, “extranjero”, rapte a la niña y se la lleve a su país de origen. María oculta su nombre real para que no la identifiquen. La mujer siempre está alerta. “Me paro en los escaparates y miro la imagen que se refleja en el cristal, por si él aparece. Voy con el número de la Ertzaintza marcado y las llaves en la mano, para defenderme”, agrega.

Desde que se casó empezó a notar “cosas raras”. Hasta que vio un cartel contra la violencia de género y se animó
a denunciar.