Público
Público

Vuelve el miedo a las bolsas

Los bancos y los fabricantes de coches arrastran a la baja a los mercados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En vísperas de la reunión del G-20 para buscar soluciones a la crisis y tras dos semanas de fuertes repuntes, el pánico volvió ayer a las bolsas, arrastradas por los valores financieros y las empresas automovilísticas.

En España, el principal indicador, el Ibex 35, cayó un 4,12%, la tercera mayor bajada del año, lastrado sobre todo por la banca.

La intervención de Caja Castilla La Mancha por parte del Banco de España, primera en esta crisis, reavivó el miedo a que el sector necesite más ayudas públicas y tuvo efecto en la percepción de riesgo de España para los inversores: el diferencial de rentabilidad entre la deuda española y la alemana (la referencia) volvió a afianzarse por encima del punto porcentual, tras varias sesiones por debajo de esa cifra.

Además de la intervención de la caja manchega, hubo otras malas noticias en el sector financiero internacional durante el pasado fin de semana.

El viernes, quebró el banco número 21 en lo que va de año en Estados Unidos; el sábado, Reino Unido dejó caer a Dunfermline, primera caja de ahorros escocesa (se ha ofrecido a comprarla la hipotecaria Nationwide Building Society) y Alemania formalizó su entrada en Hypo, al que nacionalizará tras sus multimillonarias pérdidas. Por último, el domingo, el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, dijo que más bancos en EEUU podrían requerir ayuda pública.

Con esos datos y el desplome del sector automovilístico tras el ultimátum dado por Barack Obama a General Motors y Chrysler, las pérdidas estaban servidas y que puede ser que se prolonguen hoy en la apertura de la negociación en Europa. Finalmente, la bolsa de Nueva York cedió al cierre más de un 3%, con General Motors en caída libre.

El Ibex, que ya pierde un 17,34% este año, comenzó la sesión con pérdidas superiores al 2%, afectado por la caída del 1,9% de Wall Street el viernes y por el retroceso de las plazas europeas.

Las pérdidas se agudizaron a medida que Wall Street cedía terreno y al cierre, todos los grandes valores bajaron, con los bancos en cabeza. BBVA cedió el 7,74%; Santander, el 7,68%; Telefónica, el 1,60%; Repsol YPF, el 4,14%, e Iberdrola, el 5,16%. A la cabeza de las pérdidas estuvo Acciona, que se dejó el 8%.

Ninguna de esas caídas fue comparable a las que sufrieron otras entidades financieras europeas: el banco británico Lloyd’s perdió el 14,2%; la aseguradora Aviva, el 13,7%, Barclays el 13,5%, ING el 13%, Unicredito el 12,6%, Deutsche el 11,9% y UBS, el 10,8%.

En Europa, con el euro a 1,313 dólares y el petróleo cayendo más de un 7% –por debajo de los 50 dólares– los dos parqués más castigados fueron los de Fráncfort (que cayó un 5,1%) y París (que se dejó un 4,27%).