Publicado: 26.11.2013 16:00 |Actualizado: 26.11.2013 16:00

Wert negociará el Estatuto Docente a partir de un documento que acordó el PSOE con los sindicatos en 2007

Las organizaciones rechazan la propuesta y exigen al ministerio que derogue los recortes que han llevado al "despido de miles de profesores"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha accedido a negociar con los cinco sindicatos de la pública —FE-CC.OO, FETE-UGT, CSIF, ANPE y STES-i— el Estatuto de la Función Pública Docente partiendo de un documento que estos consensuaron en 2007 con el equipo de la ministra socialista Mercedes Cabrera. Así lo han confirmado fuentes del departamento de Educación tras la reunión de la Mesa Sectorial celebrada este martes para retomar las conversaciones sobre el desarrollo de un marco legal para regular las condiciones laborales de los profesores, sus derechos y deberes y la promoción, entre otros aspectos.

Las mismas fuentes han indicado que los representantes del ministerio en esta mesa, presidida por el director general de Formación Profesional, Ángel de Miguel Casas, verán qué encaje tiene ese borrador en el actual marco legislativo de cara a las próximas reuniones, a las que todavía no se ha puesto fecha. Para este encuentro, Educación entregó a los sindicatos una recopilación de la normativa vigente sobre la función pública docente, algo que para estas organizaciones suponía volver a la situación de partida, iniciada en 2005. El borrador de los sindicatos, aceptado por Educación, recoge la situación del profesorado desde su acceso a la función docente, regula y establece una carrera profesional por grados vinculados a la práctica educativa, y contiene mejoras laborales incluida la regulación de la salud laboral y un régimen de jubilación específica.

"Las organizaciones sindicales hemos rechazado la peregrina propuesta del ministerio que pretendía hacer equipos de trabajo para la redacción del Estatuto y de forma unitaria hemos propuesto que el punto de partida para empezar a negociar sea el borrador de Estatuto Docente del año 2007", han afirmado desde FETE-UGT.

Para el secretario general de FE-CC.OO, Francisco García, la aceptación por el ministerio de este borrador ha sido "un intento in extremis por salvar una reunión naufragada". "Siete meses y medio después de abrir el ministro una negociación en abril, todavía no hay ninguna propuesta por escrito", ha alertado García, que también ha asegurado que las conversaciones se encuentran en el "kilómetro cero". A su juicio, antes de empezar "en serio" de la negociación el Gobierno tiene que derogar los decretos de recortes porque "no se puede edificar la negociación el Estatuto sobre 60.000 profesores despedidos y aulas masificadas".

El presidente nacional de Enseñanza de CSIF, Adrián Vivas, ha indicado que es un "avance" el hecho de trabajar sobre un documento acordado ya por los cinco sindicatos de la pública hace años y que quedó "guardado en un cajón" por motivos presupuestarios. No obstante, Vivas ha advertido al ministerio de que para desarrollar este marco legal, hay que derogar los decretos de recortes y ha exigido que no se desarrolle ninguno de los aspectos de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) que se refieren al profesorado.

Por su parte el sindicato docente ANPE celebra haber conseguido que el ministerio acepte partir de la propuesta de los sindicatos y ha presentado en esta mesa dos premisas "básicas" para la negociación: que el futuro Estatuto "nunca podrá tener un punto de partida inferior" al marco de los derechos laborales adquiridos por los docentes en las últimas décadas; y que debe ser una norma "de carácter básico y global que regule, vertebre y cohesione la situación del profesorado en todo el Estado".

Desde STES-i señalan que la negociación "está hipotecada por los recortes y la LOMCE". Sobre la ley, esta organización advierte de que contiene algunos aspectos que "impiden" este posible Estatuto, sobre todo en lo que se refiere a hacer del director del centro educativo "un gerente empresarial que lo decide todo sin consultar ni al claustro del profesorado ni al consejo escolar del centro, así como en lo referente al poder realizar la selección del profesorado".