Publicado: 27.10.2009 09:11 |Actualizado: 27.10.2009 09:11

"Ya no confío en la presencia de EEUU en Afganistán"

Matthew Hoh, diplomático estadounidense en el país, dimite por desavenencias con la estrategia de Obama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mathew Hoh, esperanza de la administración de Obama en Afganistán y principal diplomático en la provincia de Zabul, ha presentado su dimisión por estar en desacuerdo con la estrategia del mando militar en el país. "No soy un hippie que quiera amor para todo el mundo [...] simplemente he perdido la confianza no tanto en por qué estamos allí, sino en la finalidad de esta guerra".

El argumento ha sido demoledor para las esperanzas de EEUU ya que Hoh representaba a la perfección el tipo de personas que Obama quería desplazar a Afganistán para preparar el futuro del país siempre que se acabe la enquistada guerra en la que están inmersas las tropas de la OTAN. 

Con tan solo 36 años, Hoh ha servido como capitán de los Marines y como civil en Afganistán, ha trabajado en el Pentágono y en la secretaría de Estado y desde julio se encontraba en Zabul. Ahora se ha convertido en el primer oficial de este rango que dimite. Justo en un momento en que la Casa Blanca se piensa seriamente qué hacer en Afganistán.

"He perdido la confianza y he dejado de comprender los objetivos estratégicos de la presencia de Estados Unidos en Afganistán", dijo a los mandos militares en una carta de diez páginas, según desvela este martes The Washington Post.

La administración Obama reaccionó de inmediato ante la certeza de que perder a Hoh supone un duro golpe y la posibilidad de que pueda convertirse en uno de sus mayores críticos. Por esto, el embajador en Kabul, Karl W. Eikenberry, lo llevó a la capital afgana y le ofreció un puesto allí junto a él, que Hoh rechazó.

El enviado especial de EEUU en Afganistán, Richard Holbrooke, dijo que "nos tomamos esta carta muy en serio porque el era un gran oficial. Todos estamos de acuerdo en que dada la gravedad de la carta, el compromiso que demostraba en ella, y su historial, debemos prestarle mucha atención".

Después de explicar que no se había convertido de repente en un pacifista que "desea el amor a todo el mundo", Hoh explica que "hay un montón de tipos que tienen que morir allí. Nunca estaba más feliz que cuando nuestros chicos conseguían acabar con un grupo de insurgentes en Irak". Sin embargo, según su carta, hay muchos afganos que están combatiendo a EEUU solo por su presencia en Afganistán, separando estos, de los talibanes y Al Qaeda.

"Mientras que necesitamos enfrentarnos a los talibanes y Al Qaeda, EEUU está pidiendo a sus militares que mueran allí en lo que realmente se ha convertido en una guerra civil", dice según el diario.