Público
Público

Yanukóvich aboga por una Ucrania europea al margen de bloques

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente ucraniano, Víctor Yanukóvich, aseguró hoy que Ucrania actuará como "un Estado europeo al margen de bloques", nada más tomar posesión como jefe del Estado en una ceremonia solemne en el Parlamento, la Rada Suprema.

"Ucrania optará por una política exterior que permitirá a nuestro Estado obtener el máximo resultado del desarrollo de relaciones de igualdad con Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea", dijo Yanukóvich en su discurso de investidura.

Tal y como había anunciado, a la ceremonia no asistieron el ahora ex presidente Víctor Yúschenko ni la primera ministra Yulia Timoshenko, la rival de Yanukóvich en las presidenciales y quien niega la legitimidad de su victoria en las urnas.

Entre los invitados, se encontraba la Alta Representante de la UE para Política Exterior y Seguridad Común, Catherine Ashton, el presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, James Jones, y varios presidentes extranjeros.

Rusia estuvo representada por el presidente de la Duma o Cámara de Diputados, Borís Grizlov.

Al referirse a política interior, Yanukóvich resaltó que su primera tarea al frente del país es la reforma del Ejecutivo.

"Sé qué hacer y cómo hacerlo", subrayó.

El nuevo presidente recalcó que la tarea prioritaria es reformar el Gabinete de Ministros, para "convertirlo en uno de profesionales, y no de camareros de la política".

Añadió que se debe formar rápidamente un gobierno que "se ocupe de los sectores más vulnerables de la economía y la esfera social".

El país, dijo Yanukóvich, se encuentra en una situación "extremadamente compleja" y que la economía está "por los suelos".

Pero al mismo tiempo, expresó su convencimiento de que "no sólo se puede salvar al Estado de un colapso socio-económico, sino ponerlo en la senda de un desarrollo acelerado".

Yanukóvich recalcó que las elecciones en Ucrania terminaron y que "todo el mundo las reconoció como democráticas", al hacer un llamamiento a los diputados a cooperar en aras del país.

"Pido a la Rada Suprema respaldar mis esfuerzos para crear un sistema eficaz y transparente de gestión estatal", señaló.

Por otra parte, advirtió de que "la no aceptación mutua como consecuencia de la victoria de unos y la derrota de otros no sólo es destructiva desde el punto de vista de los interés del Estado, sino que también es profundamente inmoral".

Las palabras de Yanukóvich pueden interpretarse como un llamamiento a Timoshenko a "enterrar el hacha de la guerra".

"Yo, Víctor Yanukóvich, elegido Presidente de Ucrania por voluntad del pueblo, al asumir este alto cargo, juró solemnemente lealtad a Ucrania", pronunció con voz firme el nuevo jefe del Estado con la diestra sobre un facsímil del Evangelio de Peresópnitsa, un histórico manuscrito ucraniano.

Prometió también "defender la soberanía y la independencia de Ucrania, velar por el bien de la patria y el bienestar del pueblo ucraniano, defender los derechos y libertades de los ciudadanos, respetar la Constitución y las leyes de Ucrania".

Tras firmar el texto del juramento, Yanukóvich recibió de manos del presidente del Tribunal Constitucional, Andréi Strizhak, el certificado de toma de posesión y los símbolos del poder presidencial: el sello y la maza.

Por su parte, el presidente de la Comisión Electoral, Vladímir Shapoval, le entregó a Yanukóvich, de 59 años, su credencial de Presidente de la República.

Después de la ceremonia en la Rada, el flamante jefe del Estado se dirigió al Secretariado de la Presidencia, frente a cuya entrada recibió el parte de los jefes de las Fuerzas Armadas y recibió honores militares de la guardia de honor.

"Víctor Fiódorovich (patronímico de Yanukóvich), Ucrania, ante todo", con esa palabras recibió en el despacho presidencial Yúschenko a su sucesor, a quien le dejó un documento de 38 páginas con una análisis de la situación del país, pronósticos y recomendaciones.