Público
Público

Zapatero acusa al PP de "discurso de cruzadas" y de hacer el ridículo con el velo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha acusado hoy al PP de inventarse conflictos como el del velo islámico "para hacer el ridículo", que luego pretende arreglar con "imposiciones" y "discurso de cruzadas".

En una entrevista en Onda Cero, recogida por Efe, Zapatero ha subrayado que en España no ha habido conflictos sociales con los inmigrantes en comparación con otros países como Francia, Holanda o Bélgica, sino que, en general, hay una actitud de integración.

"Y no inventemos conflictos para hacer el ridículo como han hecho con el velo el PP", ha aseverado el presidente del Gobierno, quien a renglón seguido ha agregado que, al llegar a Melilla, los "populares" se han dado cuenta de que hay "muchísimas españolas musulmanas" que llevan esa prenda.

A la pregunta de si él está a favor del velo, ha contestado que el debate es complejo y que es partidario "de no hacer demagogia" ni de jugar con los sentimientos de la gente en materia de inmigración; "soy partidario del respeto a la libertad individual", ha dicho.

Si hay problemas de este tipo con el velo, a juicio de Zapatero, deben resolverse en el ámbito de cada colegio, entre la comunidad de padres, los profesores y entre la familia.

Para el jefe del jefe del Ejecutivo, ese es el mejor método y ha funcionado en España, gracias a lo cual ha habido pocos problemas y los que ha habido se han resueltos.

"Como se genera el problema es cuando se quiere hacer una norma imperativa", ha apuntado el presidente, antes de criticar que el para el PP llevar velo no represente un acto de sumisión si se es española y musulmana.

Partidario de tratar con entendimiento las culturas de otros pueblos, aunque opine que "cualquier signo de identificación religiosa no es el camino", Zapatero ha subrayado que no se las puede tratar ni "con imposición ni con discurso de cruzadas".

El velo, ha proseguido, representa para muchas jóvenes musulmanas no tanto una actitud de asumir una sumisión sino un factor de identidad, de su origen, como ocurre con niñas nacidas en Gran Bretaña de padres de origen árabe.

"No me gusta ninguna identificación de ninguna cultura religiosa, excesiva, en público, pero tenemos que tratar con respeto", ha apostillado, y ha recordado que hay otras prácticas musulmanas que no sólo no hay que respetarlas, sino que en España son delito, como la ablación del clítoris o la poligamia.

La "receta" de un marco democrático, bajo su prisma, es que primen las leyes civiles, basadas en los derechos humanos, el respeto a la ciudadanía y la libertad religiosa, todo ello en un marco común.

Zapatero ha elogiado la gestión de su Gobierno en materia de inmigración, y ha destacado que las repatriaciones han aumentado de 220.000 durante la legislatura anterior a las 370.000 de la actual y la presencia de inmigrantes irregulares, que dijo que era de 700.000, se ha rebajado a la mitad.

Preguntado por la gestión de Mariano Rajoy como ministro del Interior, ha subrayado que fue "un desastre" porque aumentaron los delitos y se redujo el número de policías y guardias civiles.