Público
Público

Zapatero avisa al PP de que quien basa su estrategia en la abstención y sembrar el temor no gana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El jefe del Gobierno y candidato del PSOE a la reelección, José Luis Rodríguez Zapatero, ha advertido hoy al PP de que quien basa su estrategia en intentar que la gente se abstenga sembrando temor con la economía, la inmigración o los nacionalismos no pueden ganar, porque "no confían ni en sí mismos".

Durante un mitin en el Palacio de los Deportes de Murcia, Zapatero ha hecho referencia a las declaraciones de Gabriel Elorriaga en el Financial Times, en las que el secretario de Comunicación del PP asegura que el PP centra su estrategia en "hacer dudar a los votantes socialistas" y en "sembrar dudas" para que "se queden en casa".

"Se les ha visto el plumero, no pueden ganar porque no confían ni en sí mismos. Vaya patriotas", ha dicho, antes de pedir a la gente que les "dé una lección democrática" el 9 de marzo con la mayor participación de la historia de la democracia, "para demostrar a los que quieren ganar haciendo que la gente se quede en casa que éste es un país digno, libre, y que cada uno decide con su voto".

Zapatero ha acudido en defensa del ex presidente González, quien ayer aludió a Mariano Rajoy como un "imbécil", subrayando que "todos los compañeros del PSOE están trabajando duro, sudando la camiseta, y me siento muy orgulloso de que el primero en hacerlo por toda España sea Felipe González".

En el Palacio de los Deportes de Murcia, con capacidad para 8.000 personas -aunque fuentes socialistas cifraron la asistencia en más de 10.000 simpatizantes-, y acompañado por el ministro de Justicia y cabeza de lista del PSOE por Murcia, Mariano Fernández Bermejo, y el secretario general del PSRM, Pedro Saura, Zapatero ha invitado a votar especialmente a los jóvenes y a los trabajadores.

"La decisión del día 9 afecta a todos, pero sobre todo a los que tiene más vida por delante, a los que votan por primera vez", ha advertido, antes de pedir a los jóvenes que "participen en esa decisión", que decidan sobre su vida, sobre su futuro, sobre sus derechos.

A los trabajadores, Zapatero les ha garantizado que no tomará ninguna medida que les afecte sin contar con un acuerdo con los sindicatos y los empresarios, porque "la paz social genera empleo estable, más igualdad y protección social".

Zapatero ha arremetido contra el PP, partido del que ha dicho que "no piensa en los intereses generales, en el bienestar de la gente, en el futuro", y lo que ha hecho estos cuatro años es "sembrar la discordia, meter miedo, negar las grandes posibilidades de España".

"Quien siembra miedo a un país libre, quien siembra temor a un país orgulloso de sí mismo, sólo tendrá una respuesta: la derrota electoral el próximo 9 de marzo", ha insistido.

El jefe del Ejecutivo ha vuelto a criticar las declaraciones de los líderes populares sobre la inmigración, a quienes, ha dicho, se ha visto "alentar las peores pasiones contra los que vienen de fuera", y ha señalado que los extranjeros tienen que trabajar "legalmente", pero con derechos, porque son "seres humanos y no mercancías".

"Me resulta lamentable, penoso, escuchar a estos dirigentes políticos decir eso sobre las personas que vienen a trabajar con nosotros, que son los mismos que luego van a misa todos los domingos. ¿Cabe más hipocresía, más fariseísmo?", se preguntó, entre los gritos de aprobación de los simpatizantes, mucho más calurosos que en otros mítines.

Con la voz ya rota, después de ocho días de campaña, Zapatero ha señalado que gobernar un país no es "una táctica política", sino que hay que hacerlo "con principios" y los suyos, ha explicado, son gobernar "para todos, uniendo, y estar siempre más cerca de los que no tienen de todo".

A su juicio, hay que gobernar "desde la verdad, con transparencia", y ha puesto como ejemplo su postura sobre el tema del agua, ya que "hemos gobernado defendiendo siempre la misma posición, una política común, nunca hemos engañado: yo no he vendido trasvases trampa".