Público
Público

Zapatero cede y ampliará la nueva ayuda de 420 euros

Zapatero señala que evaluará con los sindicatos la ayuda y no descarta modificaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se plegó este miércoles a las críticas de los últimos días ante la gestión de la ayuda de 420 euros para los parados que se han quedado sin prestación por desempleo y se comprometió a realizar una mejora que 'abarque al número de personas que lo pueden necesitar'.

La limitación temporal de la medida -sólo los que hayan perdido la prestación contributiva a partir del 1 de agosto pueden ser beneficiarios- ha sido la principal diana del programa, aprobado en el Consejo de Ministros del pasado 13 de agosto.

Los sindicatos ya habían advertido al Gobierno de que el efecto frontera perjudicaría a muchos desempleados que han perdido la prestación durante los últimos meses; pero finalmente Hacienda, que según fuentes sindicales ha tenido la última palabra, propuso este límite, ya que es el desembolso que las cuentas del Estado se pueden permitir (642 millones de euros).

Ahora el Gobierno se ha comprometido a revisar estas limitaciones, lo que obliga al ministerio dirigido por Elena Salgado a ajustar al milímetro los gastos. Cada mes de más en ayudas puede tener un coste cercano a los 100 millones. No está claro, hasta donde retrocederá el límite de tiempo que dará derecho a la ayuda. Para curarse en salud, el presidente recordó que es un programa temporal -que durará seis meses y prorrogable otros seis- y por lo tanto es difícil saber 'dónde se pone el inicio del derecho a la prestación'.

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, se mantuvo ayer fuera de la polémica y dejó que fuera el presidente el que saliera al paso de las críticas. Son 'injustas', dijo Zapatero sobre estas opiniones y recordó que en muchos casos provienen de 'aquellos que no han propuesto nada para los desempleados y que quieren recortar subsidios y ayudas públicas'. Sin embargo, Corbacho sí se puso en contacto con los sindicatos para explicarles el cambio de parecer en el Ejecutivo y emplazarlos a nuevas reuniones sobre el tema. Además, Trabajo asegura que ya han enviado mensajes de móvil SMS a 17.282 parados anunciándoles que tienen derecho a la ayuda y pueden pasar a solicitarla, así como 66.670 cartas con el mismo fin. Por ahora, se han tramitado 261 expedientes.

Desde diciembre, los sindicatos han pedido al Gobierno que aumente la protección para los que pierden la prestación. En la comparecencia de Zapatero en el Congreso, en febrero, éste hizo un guiño a estas demandas sindicales. Tras el cambio de Gobierno, en abril, Zapatero volvió a insistir en que prolongar los subsidios era una de las prioridades de su Gobierno, y Elena Salgado, recién nombrada ministra de Economía, se lo trasladó así a los sindicatos.

Aunque se esperaba que Zapatero anunciase la medida en el Debate del Estado de la Nación, en mayo, se guardó el as en la manga por su interés en que fueran las autonomías las que corrieran con los gastos, lo que no logró. Después intentó aprobar la ampliación del subsidio en el infructuoso Diálogo Social y cuando éste se rompió se decidió aprobar la medida de forma urgente, con este resultado.