Público
Público

Zapatero descarta hablar del contrato único

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, considera que es "sencillamente falso" que abaratar el despido cree empleo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Una muy concreta reforma laboral centrada en pedir un determinado tipo contractual, en la reducción de las indemnizaciones por despido o la exclusión de los conflictos laborales de los sistemas de control administrativo no es nuestro camino'. El hemiciclo de los diputados recibió esta mañana con un fuerte murmullo, contados aplausos y algunas protestas, esta afirmación del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que excluía así las propuestas de reforma laboral de la patronal y del Partido Popular dentro de su programa de cambios enmarcado en el proyecto de ley de la Economía Sostenible que está presentado en el Congreso.

'No es admisible que el juicio sobre el acierto o error gire sobre una muy concreta reforma laboral', apostilló Zapatero que se volvió a erigir en coordinador de la concertación social -algo que después le reprochó Mariano Rajoy- y planteó una nueva agenda de reformas a debatir con los agentes sociales en el primer trimestre de 2010.

Como primer aspecto a abordar con sindicatos y patronal, citó la mejora de la flexibilidad interna de las empresas con cambios en la negociación colectiva, demandada por la patronal (aunque no como una de sus principales urgencias) y aceptada finalmente por los sindicatos.

El Gobierno debatirá el uso de la reducción de la jornada laboral

Además, el Gobierno debatirá el uso de la reducción de la jornada como instrumento de ajuste temporal de empleo, el denominado 'modelo alemán', la revisión de las bonificaciones, en particular las destinadas a la primera contratación de los jóvenes, el refuerzo de los servicios públicos de empleo, la reducción de la dualidad (contratos fijos y por obra) y la tasa de temporalidad. Como novedad -los anteriores puntos ya habían surgido sobre las mesas de negociación- una iniciativa para reducir la brecha salarial entre mujeres y hombres.

Precisamente, la ausencia de medidas específicas destinadas a fomentar el empleo ha sido una de las principales críticas que le ha reprochado el líder de la oposición, Mariano Rajoy, en su intervención y también otros partidos como CiU por boca de su portavoz, Josep Sánchez Llibre.Rajoy tildó de 'fracaso' la evolución del Diálogo Social hasta ahora y centró su discurso en el 'drama del paro'.

Las declaraciones de Zapatero pueden leerse en clave de desafío a la patronal CEOE, que en estos momentos está celebrando su Asamblea anual durante la cual, según habían advertido algunas fuentes cercanas a la organización, se pueden vertir nuevas peticiones de reforma laboral por la vía del abaratamiento del despido. El presidente ha puesto la venda antes de la herida en un intento de neutralizar estas peticiones empresariales. 

'España no se puede permitir mantener los desequilibrios actuales'. Es la sentencia que ha emitido el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, antes de anunciar hoy la 'Estrategia de la Economía Sostenible'.

El anuncio de Zapatero  incluye un amplio conjunto de reformas estructurales, periodificadas en los próximos 18 meses, para que entren en vigor esta legislatura con el fin de modificar el patrón de crecimiento de la economía española.

¿Cuáles son los desequilibrios para el Gobierno? Zapatero ha identificado los problemas de España en cuatro puntos: productividad baja, una inversión en I+D+i por debajo de la media de la UE, el fracaso educativo y el excesivo peso de la construcción.

Durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados para presentar la Ley de Economía Sostenible, cuyo anteproyecto de Ley aprobó el pasado viernes el Gobierno, Zapatero indicó que estas reformas afectarán a todos los ámbitos, incluido el mercado laboral y el sistema público de pensiones, ya que todos ellos pueden contribuir a la recuperación económica y al empleo.

Habrá una revisión del sistema financiero

En concreto, el jefe del Ejecutivo adelantó la revisión del sistema financiero para 'ajustar' su tamaño al de las perspectivas de negocio 'futuras', y añadió que, para ello, durante el primer semestre de 2010, el Gobierno, en colaboración con el Banco de España, velará porque el FROB sirva de 'ayuda efectiva' a su proceso de reestructuración y reforzamiento de sus recursos propios.

Con posterioridad, añadió, el Ejecutivo promoverá, 'con el necesario consenso', cambios regulatorios que incluirán, en su caso, la reforma de la Ley de Organos Rectores de las Cajas de Ahorros con el fin de reforzar su funcionamiento.En el primer trimestre de 2010, el Gobierno aprobará también un plan integral de lucha contra el fraude fiscal, laboral y de las prestaciones de la Seguridad Social con nuevos medios e instrumentos.

El presidente ha anunciado dos planes diferenciados para la industria y para el sector agroalimentario. Así, Zapatero ha anticipado la presentación de un Plan de Competitividad Industrial 2020 que se ocupará tanto de los sectores tradicionales como de los emergentes, con una atención particular a la biotecnología y las tecnologías sanitarias, las Telecomunicaciones y otros sectores como el aeroespacial o el de las renovables.

Para coordinar el desarrollo y ejecución de este plan, se creará una Comisión Interministerial de Política Industrial donde los agentes sociales tendrán cabida. Esta suerte de agencia puede estar inspirada en los casos de éxito de otros países que han implementado reformas económicas similares a la que pretende el Gobierno socialista.

Además, el Ejecutivo pretende impulsar la actividad del sector agroalimentario con una ley de calidad y un programa de desarrollo sostenible del medio rural 2010-2014.

El Fondo para la Economía Sostenible estará dotado con 20.000 millones

Para articular estas y otras medidas, el presidente ha anunciado que este mismo viernes se aprobará el Fondo para la Economía Sostenible, con una dotación de 20.000 millones de euros para los ejercicios 2010 y 2011. Será gestionado por el ICO y cofinanciado al 50% por las entidades financieras.

Zapatero ha desvelado además como se instrumentalizará este macro-fondo que descansará en cuatro pilares: un fondo de inversiones de capital en infraestructuras, un fondo de capital riesgo, una línea de préstamos o avales a empresas y una líneas específica de préstamo para rehabilitación de viviendas a particulares.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó hoy que no aceptará rebajar la indemnización por despido porque 'es sencillamente falso que cree empleo'.

En el Pleno del Congreso de los Diputados, donde presentó la Ley de Economía Sostenible, el presidente señaló que reducir las indemnizaciones 'lo que hace es facilitar el despido' como se ha demostrado en otros países.

'De esta crisis no van a salir debilitados los derechos de los trabajadores mientras el PSOE tenga la mayoría en la Cámara', aseguró el líder del Ejecutivo, quien criticó a aquellos que piensan que la reforma laboral es 'el bálsamo que todo lo cura'.

El Gobierno 'no es partidario de rebajar los derechos de los trabajadores, ni de reducir el costes del despido, ni fórmulas contractuales que lo supongan, ni de reducir el control judicial'.

Lo que sí va a regular, agregó, son las indemnizaciones millonarias de algunos directivos.

En todo caso, Zapatero reconoció que hay que hacer reformas en el mercado de trabajo, por ejemplo en negociación colectiva o en la flexibilidad de las empresas para afrontar ajustes en momentos de crisis (en referencia al modelo alemán).