Público
Público

Zapatero: "Hay que imponer deberes a los mercados"

Salgado no descarta reforzar el Fondo de Garantía gravando más productos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Transparencia en los mercados'. Ese es el mensaje central que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quiso transmitir a sus colegas del G-20 durante la cumbre de Toronto seguro de que la opacidad en los mercados fue el desencadenante de la crisis financiera y, también, de los ataques especulativos a la deuda española.

Zapatero se dirigió durante el plenario de la mañana al resto de los líderes políticos para pedirles perseverancia en la mejora de la regulación de los mercados. 'No podemos renunciar a hacer un mercado financiero transparente, tenemos la responsabilidad de imponer deberes a los mercados', interpeló el presidente.

Los trabajos para mejorar la transparencia y eficiencia de los mercados avanzan a paso lento (fueron uno de las principales resoluciones que adoptó el foro hace año y medio) y después de la grave crisis de la deuda que ha sufrido Europa, España no quiere que esta asignatura pendiente se demore más.

Los bancos podrían pagar también por las emisiones de bonos

En este sentido, el presidente pidió que el Fondo Monetario Internacional (FMI) se encargue de elaborar un informe destinado a frenar la especulación financiera que se discuta formalmente en la próxima reunión del G-20, que tendrá lugar en noviembre en Seúl.

Otro de los temas calientes del encuentro, es la necesidad de que los países establezcan mecanismos para que los bancos paguen los riesgos que generan al sistema. En España, esta cuestión ya está resuelta con el Fondo de Garantía de Depósitos que, Zapatero pone como ejemplo en cada uno de estos encuentros multilaterales.

El presidente quiere que la próxima cumbre resuelva la opacidad financiera

Con todo, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, reconoció que el Fondo podría necesitar una ampliación para adecuarse a los problemas que se puede encontrar el sistema financiero español y que ahora se han resuelto con la creación del Fondo Ordenado de Reestructuración Bancaria (FROB).

Salgado defendió que el sistema español se debe seguir basando en tener en cuenta el pasivo de los bancos, (las obligaciones que tienen contraídas frente a otros) y no en los activos como han sugerido otros países como Estados Unidos. Ahora el Fondo sólo grava los depósitos bancarios y para ampliar su capacidad podría incluir una cartera de pasivos más amplia en la que también se tenga en cuenta las emisiones de deuda o los productos interbancarios (lo que los bancos se prestan entre ellos). Este último punto podría ser un ingrediente de confianza para que los bancos se prestaran entre sí, y no como ahora que el mercado se ha cerrado por las dudas sobre la devolución de los préstamos.

La banca española ha hecho una fuerte presión para intentar escapar a nuevos requisitos en su sistema financiero pero el proceso de integración de las cajas ha demostrado que el tamaño actual del Fondo es demasiado reducido. Con todo, Salgado garantizó que se mantendrían los 'principios' que rigen en la actualidad.