Público
Público

Zapatero participa hoy en la primera cumbre de la UE bajo presidencia belga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, participa hoy en Bruselas en la primera cumbre de jefes de estado y de Gobierno de la UE que se convoca bajo presidencia belga y que centrará sus trabajos en la política exterior de la Unión Europea.

Zapatero, según han informado a Efe fuentes del Ejecutivo, acude a esta cumbre con la intención de defender la necesidad de vincular las relaciones exteriores de la UE a las necesidades económicas y a la salida de la crisis.

La UE tiene por delante importantes cumbres con Asia, China, India, Corea y Estados Unidos, y Zapatero, junto a otros socios comunitarios, apostará por intensificar las alianzas con esos aliados estratégicos para acelerar la recuperación mundial.

La de hoy es la primera cumbre de los 27 jefes de Estado y de Gobierno de la UE que tendrá como eje el nuevo servicio europeo de acción exterior que fijó el Tratado de Lisboa, esencial, en opinión del Gobierno, para que Europa gane peso y cuente con una sola voz en los foros internacionales.

Ayer, la alta representante comunitaria, Catherine Ashton, hizo pública la primera tanda de nombramientos de responsables de delegaciones exteriores de la UE.

Entre los veintiocho puestos decididos hay cinco españoles: los jefes de las delegaciones en Argentina, Angola, Guinea-Bissau y Namibia, y la responsable adjunta en China.

Al margen de la política exterior, el presidente estable del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy, quiere analizar durante el almuerzo de hoy la reforma de la disciplina presupuestaria que estudia un grupo especial de trabajo, que todavía no ha decidido cómo sancionar a los países que incurran en un déficit o una deuda excesiva.

En la última reunión de este grupo, integrado por los ministros de Finanzas de la UE y liderado por el propio Van Rompuy, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, se mostró contraria a la propuesta de al Comisión Europea de suspender ciertas ayudas comunitarias a los países infractores.

Zapatero seguirá en esa misma línea, rechazará que la recepción de fondos estructurales o de cohesión puedan verse afectados por esas sanciones y apostará por el actual sistema de multas.