Público
Público

El año en el que el ordenador entró en el bolsillo

Tabletas, móviles inteligentes, teles 3D y juegos basados en el movimiento han marcado las novedades tecnológicas de 2010

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los netbooks, ordenadores portátiles de bajo coste, fueron el regalo estrella de 2009. Este año han logrado mantener su cuota de mercado, pero han aparecido y se han consolidado nuevas tendencias que pueden hacer temblar su dominio, como las tabletas o los móviles inteligentes. En cuanto al entretenimiento doméstico, los televisores 3D comenzaron a llegar a España en marzo y, aunque su porcentaje en ventas es aún muy reducido (en torno a un 2%), la consultora DisplaySearch estima que en 2015 todos los televisores incluirán esta tecnología.

Todas las televisiones 3D, que también reproducen las imágenes 2D, requieren de unas gafas especiales para que el espectador vea el contenido tridimensional. Este año, fabricantes como Toshiba han diseñado modelos con los que no hacen falta las gafas, aunque los expertos creen que tendrán que pasar varios años para poder vender a un precio razonable estos equipos (que miden en torno a 40 pulgadas).

Un estudio augura que en 2015 todos los televisores a la venta tendrán 3D

La PlayStation 3 ha sido la primera consola de videojuegos en incorporar el 3D, pero no ha sido la única novedad del año en este campo. Esta máquina y la Xbox 360 de Microsoft han decidido apostar por el movimiento, la primera con un mando y la segunda convirtiendo el propio cuerpo en un accesorio de juego.

El iPad de Apple ha sido la tableta que más expectación ha logrado acaparar este año, pese a que en 2010 se han lanzado más de 60 dispositivos de este tipo. La consultora ABI Research destaca que el país que lanza el mayor número de tabletas es China. Los expertos interpretan que esta proliferación de dispositivos de marca blanca que provienen del país asiático son un indicativo de que el mercado seguirá creciendo a lo largo de 2011.

El iPad de Apple ha encontrado un duro rival en el Samsung Galaxy Tab

El mayor rival del iPad ha sido el Samsung Galaxy Tab, que ha vendido más de un millón de unidades en sus primeros dos meses a la venta. Pese a que la tableta de Apple alcanzó esa cifra un mes después de salir a la venta, los expertos explican que Galaxy Tab tiene un amplio recorrido, y no sólo por el dispositivo en sí. Android, el sistema operativo de Google que incluye, está considerado en parte como el responsable del éxito de la tableta.

Android también tiene mucho que decir en el mercado de los teléfonos inteligentes, otro de los imprescindibles de este año. Según el último estudio elaborado por ComScore, este campo crece a un ritmo más rápido en EEUU de lo que lo hacen rivales como Blackberry o iOS, de Apple. Los analistas creen que Android será el segundo sistema operativo para teléfonos inteligentes más utilizado en todo el mundo a finales de este año, solo por detrás de Symbian, de Nokia.

Los 'smartphones' se han consolidado este año, pero seguirán creciendo

Los usuarios españoles de smartphones aprecian los sistemas Android y Apple por encima de los demás, según el último estudio realizado por la consultora Gfk, algo que no sucede en otros países. Solo un 55% de los usuarios españoles propietarios de una Blackberry se plantea volver a adquirir un teléfono con el mismo sistema operativo. A nivel internacional, un 74% indica que repetirá una Blackberry en su próxima elección. En cuanto a Android e iPhone, un 92% de los usuarios del primero se mantendrá fiel al sistema, una cifra que baja al 88% en el caso del iPhone.

La disponibilidad de aplicaciones gratuitas en los móviles es una de las características que más valoran los españoles. Android es el sistema que más incluye en su tienda, con un 57%, según un informe de la empresa de análisis Distimo. Los terminales Palm ocupan el segundo puesto (34%), seguidos de la App Store del iPhone con un 28%. Los programas de la plataforma de Google se sitúan, junto a las de Nokia y Palm, entre las más baratas, con un 50% de ellas a un precio inferior a 1,5 euros.