Público
Público

Un barco del siglo XVIII sale a flote en la zona cero

La nave quedó varada en el embarcadero que había allí hace más de 200 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los equipos que trabajan en la zona cero se encontraron el pasado martes con un descubrimiento sorprendente, los restos de un barco del siglo XVIII, que llevaba enterrado desde hacía siglos.

Es el mayor descubrimiento arqueológico de Nueva York desde 1982, cuando se encontraron los restos de un buque mercante del siglo XVIII en unas obras de la calle Water.

No es la primera vez que el subsuelo de Manhattan, sobre todo del downtown, donde primero se establecieron los colonos de la isla, desvela tesoros ocultos. Hace poco, los obreros dejaron al descubierto uno de los antiguos muros de contención del río Hudson.

El vecindario de la zona cero es la parte de Manhattan que más ha cambiado. Con la construcción de las Torres Gemelas en los setenta el contorno de la isla cambió por completo para ganar terreno sobre el Hudson y construir un barrio residencial para los empleados del barrio financiero.

Y entre tanta obra, quedaron atrapados restos del pasado de la ciudad. Con los equipos de reconstrucción de la zona cero trabajan arqueólogos que acudieron a examinar el barco. Los restos 'estaban tan bien definidos que estaba claro que eran parte de una nave', declaró a The New York Times Michael Pappalardo, uno de los expertos de la autoridad portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, el consorcio público propietario del terreno.

La carcasa ha sobrevivido a su descubrimiento debido a la lluvia y la agobiante humedad que se vive estos días en Manhattan. El sol hubiera acabado rápidamente con esa madera enterrada.

'La embarcación es de mediados del siglo XVIII y ha estado ahí durante más de 200 años', señaló Pappalardo maravillado por la importancia del hallazgo, cerca de donde, según mapa de 1797, había un embarcadero y donde se proyectó construir un lago.