Público
Público

Bruselas no blindará por ley la neutralidad de la red

La comisaria Neelie Kroes apuesta por dar un voto de confianza al sector

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea no blindará con una ley la neutralidad de internet. Neelie Kroes, la comisaria a cargo del sector de las telecomunicaciones, anunció ayer que confiará en la competencia en el sector y el desarrollo a nivel nacional de la legislación acordada en 2008, que garantiza a los usuarios 'la capacidad de acceder y distribuir información o usar las aplicaciones o servicios que elijan'. En un seminario sobre neutralidad celebrado ayer en Bruselas, Kroes aseguró que la 'competencia [entre empresas] es el mejor amigo de una red abierta', por lo que si una compañía bloquea el uso de un programa o cobra por ello el usuario siempre podrá pasarse a su competidora.

La comisaria advirtió, en todo caso, de que no tendrá 'miedo de cambiar la ley' si empresas y gobiernos traicionan su voto de confianza impulsando 'medidas como facilitar el traslado a otra compañía u obligaciones contra la diferenciación injustificada del tráfico' de datos o el uso de programas.

La CE amenaza con nuevas leyes si las empresas no cumplen

Kroes, ávida usuaria de Skype, distinguió a la empresa como el claro ejemplo de cómo algunos proveedores de internet, posicionados también en el sector de la telefonía, bloquean por intereses comerciales el uso del programa desde el móvil. 'Había 21 millones de personas usando Skype en todo el mundo cuando el fin de semana llamé a mi nieta en EEUU', reconoció ayer Kroes. 'Es un inmenso mercado', añadió en un guiño a las compañías que, como Skype o Google, se han beneficiado de una red sin dobles velocidades o peajes. 'Animo a esa gente a la que se le impide usar Skype a que mueva los pies y deje su compañía de telefonía móvil', remató.

Sin embargo, la realidad desvirtúa el funcionamiento de la competencia perfecta. 'En varios países europeos, la mayoría de compañías bloquea Skype, por lo que no hay competencia que valga', afirma en conversación con Público Jean-Jacques Sahel, director de asuntos regulatorios de la compañía en Europa. 'Hay mercados muy competitivos, como Reino Unido o Suecia, pero hasta el 70% de los usuarios no tiene posibilidad de irse a un competidor más respetuoso', añade.

Skype puede ser el ejemplo más claro, pero los intereses comerciales de los proveedores de internet podrían acabar ofreciendo una versión de la web con más contenidos vetados, u ofrecer el acceso total sólo cuando se pague una elevada factura a cambio.

Telefónica justificó en el seminario las restricciones en la velocidad de la conexión 'para evitar la congestión de la red' y aseguró que su misión es dar respuesta a un usuario 'que tiene diferentes prioridades de tráfico', en palabras de Rafael Díez, director de Regulación Corporativa. 'Internet es una historia de éxito que no habría sido posible sin las operadoras', advirtió.