Público
Público

Bruselas pide sepultar los residuos nucleares

Los ecologistas creen que la propuesta consagra la energía atómica en la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea defendió ayer enterrar a gran profundidad los residuos radiactivos como solución permanente para los desechos nucleares. Según el comisario de Energía, Günther Oettin-ger, es la forma más efectiva de proteger a los 14 países con plantas nucleares de un ataque terrorista o de una fuga de sustancias radiactivas fatal para el medio ambiente. La propuesta, que tendrá que ser debatida por los 27 gobiernos y la Eurocámara, armonizará las revisiones y exigencias de seguridad en toda la Unión Europea y obligará a los gobiernos a diseñar estrategias nacionales que serán supervisadas por las autoridades europeas. Además, los países con residuos deberán especificar en un plazo de cuatro años los lugares de almacenamiento permanente de los desechos. Según Bruselas, si las condiciones geológicas lo permiten, los países con desechos deberían empezar a construir almacenes a 300 metros bajo tierra y dejar de acumular en las centrales el material. Sólo Francia, Suecia y Finlandia tienen la intención de crear cementerios permanentes.

La Comisión Europea, oficiosamente a favor de la implantación de nuevas centrales nucleares, aseguró que con la propuesta no pretende legitimar el uso de una fuente de energía que genera encendidas pasiones a favor y en contra, sino simplemente aplicar de la misma manera las normas de la Agencia Internacional de la Energía Atómica en la materia. Sin embargo, organizaciones ecologistas como Greenpeace ven la legislación europea como una llamada 'a una gran inversión en centrales con riesgo financiero y medioambiental', según un comunicado. Los datos del Ejecutivo comunitario muestran que las 143 centrales nucleares de la UE, incluyendo las ocho españolas, generan 7.000 metros cúbicos de residuos al año que habrá que almacenar durante siglos. En los países con más nucleares, hasta el 4% de lo que cuesta producir energía eléctrica se debe al sobrecoste del almacenamiento de residuos radiactivos.

La propuesta será debatida por los 27 gobiernos y la Eurocámara

'La seguridad no es negociable', advirtió Oettinger, porque 'si un accidente se produce en un país, puede tener consecuencias devastadoras en otro', añadió. Según él, ese es el principal motivo por el que Bruselas propone también prohibir la exportación de residuos nucleares. 'No puede interesarnos exportar desechos a otros países, que a menudo tienen requisitos de seguridad menos estrictos. La solución barata no es una opción', recalcó. El comisario se refirió indirectamente a Bulgaria, que ha exportado combustible agotado a Rusia, dispuesta a enterrar residuos en Siberia a cambio de una compensación millonaria. Países en desarrollo en África también se han mostrado dispuestos a acoger los residuos europeos.