Público
Público

Una cría de foca ártica aparece en el río Guadalmedina

El animal habría sido arrastrado hasta el Mediterráneo por las corrientes marinas, pudiendo haber realizado unos 4.000 kilómetros de distancia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 
Una cría de foca de casco, procedente del Ártico, ha sido capturada en la orilla del río Guadalmedina, en Málaga capital. El animal se encuentra débil y está siendo sometido a una exploración clínica en el Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas (Crema).

El ejemplar, un macho de unos cuatro o cinco meses, pesa 28 kilogramos, cuando, sin embargo, a su edad, tendría que alcanzar ya los 40 ó 50 kilos. Además, presenta algún trastorno gastrointestinal, según ha informado Juan José Castillo, veterinario del Crema.

Se estima que, procedente de la zona situada entre Irlanda y Escocia, esta foca, que fue avistada por primera vez en la capital malagueña el pasado lunes, habría sido arrastrada hasta el Mediterráneo por las corrientes marinas, pudiendo haber realizado unos 4.000 kilómetros de distancia.

'Las corrientes, junto a que las crías suelen ser muy independientes de los adultos, han debido hacer que el animal terminara por esta zona del Mediterráneo', ha manifestado a Europa Press el veterinario del Crema.

La cría de foca de casco ha sido sometida a radiografías, que han revelado que no ha ingerido piedras, y a analíticas de sangre para determinar su estado de salud, según ha precisado Castillo.

Una vez superados los problemas que presente, habrá que conseguir que gane peso. De hecho, se calcula que podrían pasar unos dos meses hasta su completa recuperación, momento en el que los técnicos del Crema se plantearán la mejor manera para reintroducirla en el medio.