Público
Público

"Va a ser difícil que salga un tratado internacional de la cumbre"

Teresa Ribera. Secretaria de Estado de Cambio Climático. Viaja mañana a Copenhague, donde la UE casi ha renunciado a un acuerdo vinculante de reducción de emisiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En 2001, con José María Aznar, había una persona en el Ministerio de Medio Ambiente dedicada al cambio climático', recuerda Teresa Ribera. Cuando se creó una subdirección general para busca soluciones a este problema, en 2003, había diez. Y esta abogada, hoy secretaria de Estado, cuenta que ahora son unos 65. Tras su nombramiento en abril del año pasado, Ribera (Madrid, 1969) se enfrentó a las desbocadas emisiones nacionales de CO2, que se dispararon un 53,5% entre 1990 y 2007, pese a que el protocolo de Kioto sólo autoriza a España a aumentarlas un 15% hasta 2012. En la actualidad, el desfase alcanza el 37%, en buena medida a causa de la recesión económica. Mañana, Ribera se incorporará a la cumbre sobre el clima de Copenhague, que ha estallado esta semana por el enfrentamiento entre China y EEUU. Además, los países pobres amenazan con bloquear las negociaciones si las naciones industrializadas no expiden un cheque climático para pagar los efectos del calentamiento, al margen del 0,7% del PIB ya comprometido.

¿España va a incluir las ayudas a la adaptación dentro del 0,7% de la ayuda oficial al desarrollo?

No, el cambio de modelo a partir de 2013 requiere recursos adicionales al 0,7%, unos 100.000 millones de euros al año, según la Comisión Europea. Otra cuestión es el dinero que tiene que canalizarse de aquí al 31 de diciembre de 2012. Hoy sólo podemos hacerlo a través de los cauces que conocemos: la ayuda bilateral, el Banco Mundial, el PNUMA.

Entonces, el cheque climático exprés sí se sacará del 0,7%.

Se tiene que canalizar necesariamente a través de los cauces de la ayuda oficial al desarrollo que hoy conocemos, porque no existen otros.

¿Habrá una cláusula en el acuerdo de Copenhague que deje claro que el cheque climático y el 0,7% son independientes?

Queremos que así sea. Pero, en todo caso, desarrollo, pobreza y cambio climático están indisolublemente unidos. Si trabajas en políticas de cambio climático, sabes que facilitas el acceso a agua potable y alimentos, porque estás integrando cultivos resistentes. Pero eso no garantiza que facilites el acceso a educación y sanidad. Por tanto, el riesgo de desvirtuar la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU hace imprescindible que quede claro que el impulso a las políticas de cambio climático no se puede hacer a costa de la ayuda al desarrollo.

¿Si no hay cláusula en Copenhague, España plasmará esta separación por escrito por su cuenta?

Habrá cláusula en Copenhague. No me cabe duda.

¿Y si no la hay?

Si no la hubiera, España se comprometería.

¿Qué opina del borrador del acuerdo, conocido como el texto danés, filtrado el martes? Permitía que los países ricos duplicaran las emisiones per cápita de los pobres en 2050.

Hay que relajarse un poco. Un borrador de no se sabe quién, que tiene fecha de hace más de tres semanas, probablemente tiene poco que ver con el estado en el que están hoy las negociaciones.

Pero es significativo que haya un borrador que pone un tope al desarrollo de los países pobres.

Yo no he visto ningún papel que diga esto. Creo que es una batalla superada. Hay un respaldo claro a la convergencia en emisiones per cápita a largo plazo. Tan injusto sería exigir que las emisiones per cápita se igualen pasado mañana como no hacerlo a largo plazo.

¿A qué se refiere con largo plazo?

Todavía no está claro si en Copenhague se respaldará la idea de equiparar las emisiones per cápita en 2050.

El líder británico Gordon Brown dijo hace 50 días que no había un plan B para Copenhague. Y la vicepresidenta De la Vega lo repitió. Ahora resulta que sí lo hay: otra cumbre en México, en junio de 2010.

No, no hay un plan B. El plan A es cerrar Copenhague con un acuerdo sobre todos los contenidos. Es imposible retrasar esta decisión. Aunque nos hubiera gustado que ese acuerdo se plasmara en un tratado internacional en Copenhague. Pero va a ser difícil. La traducción del acuerdo a un tratado internacional puede llegar en México, o antes.

¿O después?

Hay quien entiende que se puede dejar para más adelante, porque la decisión de Copenhague será inmediatamente aplicable. Nosotros creemos que debe ser cuanto antes.

En la cumbre de Bali de 2007, el acuerdo político fue llegar a un acuerdo vinculante en Copenhague.

Sí, pero creemos que una decisión de la conferencia de Copenhague es vinculante. Esta decisión es tan exigible a cada una de las partes de la Convención sobre Cambio Climático de la ONU como cualquier otra disposición de un parlamento nacional con respecto a la Constitución, por ejemplo. Es importante diferenciar entre el contenido, que es vinculante, y la apariencia, que sería la de un tratado internacional. ¿Es imprescindible que sea un tratado internacional? Pues probablemente no. Pero nos parece que sería lo más eficaz.

Hace unos meses, cuando se hablaba de 'vinculante', nadie pensaba en este nuevo significado. ¿No se está torturando el significado de la palabra?

No, la aspiración inicial era conseguir un tratado internacional en Copenhague, hasta que, lamentablemente, hemos visto que era muy difícil.

Pero se incumple el mandato de Bali.

No creo que sea un incumplimiento. Es perfectamente compatible con el acuerdo de Bali cerrar los contenidos en Copenhague y transformarlos en un tratado internacional inmediatamente después.

¿Con el nuevo reparto interno de emisiones en la UE, España va a poder emitir más de lo que firmó en Kioto?

Reduciremos las emisiones con arreglo a lo acordado en Kioto en 2020. A pesar del mayor esfuerzo que le tocaba a España en el reparto de Kioto, siempre dijimos que estábamos dispuestos a liderar el proceso. Pero no podemos triplicar el esfuerzo que hagan los demás. No podemos arrastrar sine díe un error de negociación de 1997.

¿Cómo encaja este discurso del liderazgo con las ayudas de unos 1.000 millones de euros al carbón nacional?

Desde el punto de vista ambiental, lo ideal hubiera sido mantenernos en la reducción de la producción de carbón, pero también hay que tener en cuenta la componente social en un momento de crisis.

¿Y la refinería Balboa [un proyecto en Badajoz, apoyado por el PSOE, que emitiría 1,5 millones de toneladas de CO2 al año]?

Mi papel no es opinar sobre si es mejor producir más combustible, sino velar por la protección del entorno. El promotor no ha aportado todos los detalles necesarios para poder hacer la Evaluación de Impacto Ambiental, pero si la refinería sale adelante, supongo que el inversor sabe que tendrá que comprar los derechos para emitir un millón de toneladas.

¿Por qué Zapatero tardó tanto en confirmar su asistencia a la cumbre?

No había ninguna intención de retrasar nada. El presidente anunció su agenda con la antelación habitual.

¿El Gobierno estaba esperando a que Obama confirmara su asistencia?

No, no estábamos esperando a Obama.