Público
Público

EEUU aprueba su primera planta nuclear en 30 años

Dos nuevos reactores comenzarán a funcionar en Georgia en 2016 y 2017

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estados Unidos ha aprobado sus dos primeros reactores nucleares en 30 años. La Comisión de Regulación Nuclear en Washington dio su visto bueno, después de mucho debate, a dos reactores que operarán en la central de Vogtle, en el estado de Georgia. El proyecto, cuyo coste se estima en 14.000 millones de dólares, podría empezar a funcionar en 2016 y 2017.

La última vez que la comisión (NRC, por sus siglas en inglés) aprobó la construcción de una nuclear fue en 1978, un año antes de que un accidente en la planta de Three Mile Island en Pensilvania despertara temores a una posible contaminación y parara en seco la creación de nuevas centrales en Estados Unidos.

El NRC no llegó a una decisión unánime. Su propio presidente, Gregory Jaczko, se opuso, citando el desastre nuclear de Japón. 'No puedo respaldar este permiso como si Fukushima no hubiera ocurrido', dijo Jaczko al protestar porque no se habían incluido nuevas medidas de seguridad en el diseño, pensando en posibles desastres naturales.

El presidente del consejo nuclear ha criticado la decisión

El proyecto de Georgia es obra de la compañía eléctrica Southern Company, basada en Atlanta. Se construirá al sur de la ciudad de Augusta. La NRC ya aprobó en diciembre el diseño del reactor y, mientras esperaba la luz verde definitiva, la empresa empezó a gastarse cientos de millones de dólares en poner los cimientos del sistema de refrigeración cerca de los dos reactores (Vogtle 1 y 2) que operan desde finales de los ochenta.

La decisión puede abrir nuevas oportunidades en otros estados. Compañías eléctricas de Florida y las Carolinas también han presentado propuestas, basadas en el mismo tipo de reactor, diseñado por Westinghouse.

'No puedo respaldarlo como si Fukushima no hubiera ocurrido'

El desastre de Fukushima volvió a cuestionar el uso de la energía nuclear en Estados Unidos, que llevaba tiempo planeando un resurgir que nunca acababa de llegar. El NRC aprovechó el accidente en Japón para dictar nuevas medidas de seguridad en las 104 plantas que operan en el país.

Las plantas de Vogtle contarán con una importante ayuda del Gobierno. El presidente Barack Obama les ha otorgado un préstamo federal por valor de 8.300 millones de dólares. Con la crisis, la independencia energética ha vuelto a ser una de las prioridades de Washington. Fue uno de los temas que resaltó Obama en su discurso sobre el estado de la Unión hace unas semanas. Su equipo ha intentado centrarse en energías limpias, por lo que rechazó recientemente el permiso de construcción de un polémico oleoducto.

Otros especialistas opinan que el resurgir nuclear no se producirá debido al bajo coste del gas natural, que también ha generado polémica en EEUU porque los nuevos métodos de extracción amenazan con contaminar los acuíferos.