Público
Público

La Estación Espacial se amplía y se hace 'verde'

Por fin los astronautas podrán tomar bebidas frías y alimentos frescos en el único refugio para los humanos fuera de la Tierra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A pocos días del 20 de noviembre, décimo aniversario de su puesta en órbita, el único refugio para los humanos fuera de la Tierra comenzará a parecerse más a un hogar; por fin los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS) podrán tomar bebidas frías y alimentos frescos.

El frigorífico que transportará hasta allí el Endeavour, el shuttle que partirá la madrugada del viernes al sábado desde Cabo Cañaveral con siete tripulantes a bordo, se unirá al que ya existía, que está reservado en exclusiva para los experimentos científicos.

La astronauta Sandra Magnus, que volará en el Endeavour y permanecerá tres meses y medio en la ISS, agradece la mejora: “Parece trivial, pero beber zumo de naranja tibio durante meses puede ser deprimente”.

La nueva nevera es una de las mejoras incluidas en un plan de reforma de la ISS que arranca hoy. Las bodegas del shuttle transportarán además dos dormitorios adicionales, una segunda cocina, una máquina de gimnasia, dos calentadores de comida y otro baño, que ayudará a sobrellevar las frecuentes averías del único aseo actual.

Cuando la reforma se complete, en la primavera de 2009, la ISS estará lista para aumentar su dotación permanente de tres a seis personas, lo que abrirá hueco para estancias prolongadas a los astronautas europeos y japoneses.

Pero lo más novedoso es un sistema experimental de reciclaje que recuperará la orina para convertirla en agua potable. Además de reducir los residuos y eliminar la dependencia del agua suministrada desde la Tierra por las misiones periódicas, este reciclador ayudará a diseñar sistemas autosuficientes para las futuras naves espaciales y posibles colonias en otros planetas.

Donald Pettit, astronauta del Endeavour, describe así el funcionamiento básico del sistema: “Recogerá el café de ayer para convertirlo en el café de hoy”.