Público
Público

El 'así se hizo' del edificio chino que se levantó en dos días

Tras los comentarios críticos, la constructora revela un vídeo con detalles de cómo se realizó la obra del hotel de 15 plantas en tan poco tiempo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A principio de mes se relevaba una noticia que sorprendió a muchos. La empresa Broad Sustainable Building rompía un nuevo récord en la construcción de edificios, levantando un hotel de quince plantas en solo dos días.

En el vídeo que acompañaba a la información se podía comprobar que en poco más de 46 horas los técnicos alzaban la estructura de las plantas, aunque la construcción de la fachada del edificio se demoraba casi el doble de tiempo.

Muchos fueron los comentarios entorno a esta obra. Unos aseguraban que era imposible hacer un edificio tan rápidamente y que a la vez obedeciera a los estándares de seguridad mínimos. Otros incidían en que el 'récord' no era válido, ya que las piezas para su construcción venían pre-ensambladas de fábrica y ese tiempo también había que contabilizarlo.

Ya entonces la compañía BSB aseguró que la edificación era totalmente segura y que el edificio había pasado el nivel 9 en las pruebas de resistencia contra terremotos, gracias al refuerzo de su estructura en diagonal, a su poco peso y a su construcción en acero.

Ahora, después de las críticas y las dudas, publican un nuevo vídeo con nuevo metraje adicional donde pueden comprobarse los detalles de los técnicos ensamblando las piezas, además de nuevas vistas del edificio terminado en su totalidad. En el vídeo también aparecen apuntes a modo de explicación de cómo se ha llevado a cabo todo el proyecto.

Así, detallan que no ha sido necesaria una grúa fija para levantar el edificio y que para ello se han utilizado seis grúas móviles. Los materiales se traen en camiones, desde los que se descargan para ser directamente ensamblados. Además, las columnas son piezas prefabricadas, los aislamientos son de 150 milímetros y los marcos de las ventanas son de un material plástico resistente y aislante.

'El edificio es seguro y respetuoso con el medio ambiente', aseguran desde la constructora. Además, revelan otro beneficio directo: 'durante el tiempo que duró la obra ningún trabajador sufrió accidentes'.