Publicado: 15.01.2016 19:18 |Actualizado: 15.01.2016 19:18

El jefe de la Agencia Espacial Europea quiere cambiar la Estación Espacial por una base en la luna

La 'aldea' lunar estaría construída con estructuras hechas por robots e impresoras 3D que utilizarían polvo lunar como único material de construcción.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:
Imagen de la hipotética base lunar. ESA/ FOSTER

Imagen de la hipotética base lunar. ESA/ FOSTER

MADRID.- La construcción de una colonia lunar sería el relevo idóneo para la investigaciòn en el espacio de la Estación Espacial Internacional, según el director general de la Agencia Espacial Europea (ESA). Jan Woerner ha esbozado una visión para la sustitución de la Estación Espacial Internacional (ISS), cuando quedé fuera de servicio, con una 'aldea' lunar construída con estructuras hechas por robots e impresoras 3D que utilicen polvo lunar como material de construcción.

"He estudiado los requisitos para un proyecto después de la Estación Espacial. Hoy en dia, veo el pueblo lunar como el sucesor ideal de la Estación Espacial Internacional para la exploración", dijo Woerner en una rueda de prensa en París este viernes.



Woerner declaró una misión a la Luna como proyecto central cuando tomó el timón de la ESA en julio pasado, diciendo que era un paso clave en el camino de los seres humanos hacia Marte.

Varias naciones e instituciones espaciales - como la ESA, la NASA, Rusia y China - podrían participar en un proyecto de pueblo lunar, aportando tecnología y astronautas para ayudar a prepararse para una misión a Marte y continuar la exploración científica en física y biología, que actualmente se realiza en el complejo orbital.

"Si a alguien se le ocurre una idea mejor, que así sea ... Pero hasta ahora no hay ninguna propuesta que compita en la mesa", dijo Woerner. Estados Unidos dijo en 2014 que quería mantener la ISS funcionando al menos hasta el 2024, retrasando el desmantelamiento cuatro años.

Sin embargo, Rusia ha estado buscando ir por sí sola en la creación de su propia estación orbital, y algunas naciones europeas que son miembros de la ESA han planteado preguntas sobre si el costo de operación de la Estación por cuatro años más valdría la pena.

"Nos aseguraremos de que explicamos a los Estados miembros que el valor de la estación espacial está ahí y que la ESA debe continuar participando. El valor de la estación espacial no está en cuestión para mí", dijo Woerner.