Público
Público

Microsoft presenta su sistema para jugar sin mandos

El Kinect para la consola Xbox 360 llegará al mercado español en Navidad con una docena de juegos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después de millones de años de evolución, por fin las máquinas se van a adaptar al ser humano. Al menos eso pretende Microsoft con el lanzamiento de Kinect, la evolución definitiva de su esperado Proyecto Natal, un accesorio para la consola Xbox 360 que permite al usuario jugar directamente con el cuerpo. Según su creador, Kudo Tsunada, Kinect 'está diseñado para acabar con las limitaciones que la mayoría de la población tiene a la hora de disfrutar del ocio electrónico, el mando'. Y la compañía quiere hacerlo de la manera más sencilla e intuitiva: obligando a las consolas a obedecer el dictado de la voz y los gestos. El nuevo dispositivo de Microsoft se lanzará en EEUU el próximo 4 de noviembre acompañado de una docena de juegos dirigidos principalmente al público familiar, como hizo Nintendo con su Wii en 2006. España deberá esperar hasta Navidad para disfrutar de la nueva manera de jugar que ha ideado Microsoft.

Compuesto por una cámara de alta resolución con sensores de movimiento y un micrófono, Kinect se presenta como la alternativa a Nintendo Wii y al dispositivo de control de movimiento Move presentado por Sony en marzo. Microsoft se encargó el domingo de calentar la llamada guerra de los mandos, para lo que contó con una tribu de 80 acróbatas, bailarines y payasos del Circo del Sol que mostraron el potencial de Kinect como aperitivo de la feria E3, la mayor reunión internacional de ocio electrónico, que se inaugura hoy en Los Ángeles. La compañía prefirió no desvelar el precio del periférico, aunque los analistas aseguran que rondará los 189 dólares (al cambio, unos 150 euros).

Cuando llegue a las tiendas, el nuevo dispositivo contará con un catálogo de al menos una docena de juegos, además de acceso a redes sociales, videochat con capacidad para hablar con hasta cuatro personas a la vez y otros servicios como películas en streaming (para verlas sin descargarlas) con videoclubs online como Netflix y Xbox Live.

Microsoft dejó muy claro que pretende convertir su pequeño sensor en el centro del ocio familiar. Entre las propuestas que llegarán al mercado con el nuevo dispositivo, la más sorprendente fue una versión de La Guerra de las Galaxias en la que el usuario podrá empuñar una espada láser virtual y enfrentarse con la flota imperial y su malvado general, Darth Vader. Este juego exclusivo, junto al anuncio de una versión del título de conducción Forza Motorsport, levantaron de sus asientos a los asistentes a la conferencia.

A Kinect también le acompañarán en su lanzamiento los juegos deportivos Kinect Sports, una propuesta para ponerse en forma; Your Shape: Fitness Evolved; y un título de baile, Dance Central. Además, Microsoft anunció la versión slim (delgada) de su Xbox 360, que contará con un disco duro de 250 GB y red WiFi integrada, además de los juegos exclusivos Halo Reach, Fable III y Gears of War 3.

Microsoft disfrutó de su día en el E3, aunque a la compañía estadounidense le surgió un inesperado contratiempo con Kinect: su nombre. La difícil pronunciación para los no anglófonos ha levantado una oleada de críticas en Internet. Tras el anuncio del cambio de nombre de Proyecto Natal, el ejecutivo de Microsoft Stephen Toulouse aseguró en su blog personal que le parecía un nombre perfecto 'que evoca los términos kinetic (cinético) y connection (conexión)'. A pesar de todo, el directivo Tolouse reconoce que 'siempre habrá gente a quienes les guste o les disguste, diciendo que ha sido un nombre inspirado o una elección que condenará el producto al fracaso'.