Público
Público

Miles de personas, a muerte por un iPhone 4

Los fans de Apple soportan la lluvia y la noche para ser los primeros en hacerse con el nuevo teléfono móvil de la compañía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pese a los suicidios que se han producido en la fábrica china del iPhone, el ritmo de fabricación del nuevo dispositivo móvil de Apple ha podido llevarse a cabo al ritmo esperado, algo que ha permitido a la compañía cumplir el objetivo de ponerlo a la venta hoy en varios países.

Así, cientos de personas llenaron tiendas de Tokio para ser los primeros compradores del iPhone 4 y otros hacían cola en San Francisco hoy, día en que la versión mejorada del teléfono sale a la venta en cinco de las seis mayores economías del mundo.

La demanda por el iPhone 4, que ofrece una pantalla de mejor calidad y baterías de mayor duración que el modelo anterior, ha superado las expectativas, obligando a Apple y a las operadoras telefónicas a parar los pedidos adelantados mientras se agotan los inventarios.

En Japón, donde el aparato se lanzó antes que en otros países debido a la diferencia horaria, los fans se vistieron como el popular teléfono y se pintaron iPhones en la cara. 'No puedo dejar de sonreír', dijo Noboru Takahashi, un músico que estuvo haciendo cola desde el lunes en la tienda principal de Softbank en un exclusivo distrito comercial de Tokio y era el primero en una fila de más de 300 personas.

Sin embargo, la escasez de aparatos, que un analista dijo se debía a una falta de pantallas LCD, podría recortar las ventas iniciales y perjudicar a Apple cuando se enfrenta a una serie de rivales nuevos, en su mayoría aparatos que funcionan con el software Android de Google.

Apple anunció la semana pasada la venta de más de 600.000 aparatos iPhone 4, un récord para un solo día en pedidos por adelantado, lo que significa que vendió siete teléfonos por segundo en un día. El iPhone 4 debuta hoy en Estados Unidos, Francia, Alemania y Reino Unido.

En Estados Unidos, los más fervientes fans de Apple comenzaron a guardar cola un día antes del lanzamiento. Unas 20 personas esperaban pacientemente en una desordenada fila en medio de sacos de dormir, almohadas y un sofá hinchable en los exteriores de una tienda de Apple en San Francisco, en medio de un fuerte viento.