Publicado: 29.04.2015 11:02 |Actualizado: 29.04.2015 13:53

Rusia da por perdida la nave espacial de carga Progress M-27M

Los controladores espaciales rusos intentaron recuperar el mando de la nave que no ha podido acoplarse a la Estación Espacial Internacional por un problema en sus antenas.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2
Comentarios:
La nave Progress orbita sin control pese a los esfuerzos rusos. /RUSIANSPACEWEB

La nave Progress orbitó sin control pese a los esfuerzos rusos. /RUSIANSPACEWEB

Los controladores rusos dan por perdida la misión de la nave de carga Progress M-27M, tras tres intentos infructuosos de restablecer contacto para guiarla hasta la Estación Espacial Internacional.

Tras un fallo en la apertura de las antenas de encuentro con la Estación Espacial, registrado ya en órbita después del lanzamiento del carguero este martes, el carguero espacial de más de 7 toneladas entró en un vuelo de giro sin control, que impide que atraque con seguridad. Un vídeo publicado en Youtube con imágenes tomadas desde la nave, demuestra su vuelo errático.

"Para ser honesto, sólo un milagro puede salvar la nave. No hay telemetría, y la nave no ha sido capaz de salir de su giro y estabilizarse, por lo que una maniobra a distancia o de acoplamiento manual sería extremadamente peligrosa: la tripulación de la Estación Espacial podría morir", dijo una fuente espacial rusa a la agencia RIA Novosti.



El futuro de la nave perdida también es incierto, aunque se espera una reentrada en la atmósfera para provocar su desintgeración en aproximadamente una semana. "Lo más probable es que no se produzca el contacto completo con la Progress, por lo que el carguero puede acabar siendo considerado basura espacial con riesgo para la seguridad", según las mismas fuentes.

Como resultado del fallo, la siguiente misión Progress M-28M se pondrá en marcha antes de su fecha de lanzamiento prevista del 6 de agosto.

Progress M-27M despegó desde el Centro Espacial de Baikonur en Kazajstán el martes a las 07:10 GMT y estaba programada para acoplarse a la Estación Espacial seis horas más tarde del mismo día. Debido a los problemas con las antenas, se cambió el plan de vuelo a un programa de 48 horas, que ha quedado también superado por los acontecimientos.

La nave de carga lleva combustible, oxígeno, alimentos y equipo científico para el equipo de trabajo en la ISS.