Publicado: 12.11.2014 17:57 |Actualizado: 12.11.2014 17:57

La sonda Philae aterriza en el cometa pero falla su sistema de anclaje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La sonda Philae aterrizó con éxito sobre la superficie de un cometa, según anuncio este miércoles la Agencia Espacial Europea, marcando un nuevo hito para la exploración espacial. Sin embargo, los primeros análisis realizados a las señales de telemetría enviadas por la sonda han determinado que los arpones que sujetan el aparato a la superficie no se han activado. Según apuntan los expertos, Philae está ahora sujeta a la roca sólo con los tornillos.

Según informa la propia ESA en su cuenta de Twitter, se "están buscando opciones" para solucionar este problema. También ha utilizado la red social para señalar que su aterrizaje ha sido muy suave y se ha logrado gracias a la amortiguación del tren de aterrizaje. 

Los investigadores de la misión aún están analizando el cómo y dónde se ha posado exactamente Philae, lo que se conocerá en las próximas horas. Sí saben que ha sido en el punto programado, llamado Agilkia, y que este "viaje" ha sido un éxito, también Rosetta.

Lo que ya ha hecho Philae ha sido remitir a la Tierra la primera fotografía desde la superficie de un cometa. La imagen muestra las características previstas en el punto de aterrizaje previsto: una superficie plana cubierta de polvo, que permite un aterrizaje suave.

Se encuentra en la cabeza del cometa, en un área que recibe suficiente luz solar como para mantener óptimas sus baterías. Sin embargo, informes de la retransmisión en directo del CNES francés muestran inestabilidad en las condiciones de Philae tras su aterrizaje. Concretamente, la descarga de datos está siendo más lenta de lo esperado, y los paneles solares reciben pobres niveles de iluminación.

"Vamos a tardar muchos años en ver algo igual", ha señalado a Efe Javier Ventura, portavoz de la ESA en España, en cuya sede se han reunido para seguir el aterrizaje de Philae en el cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko científicos, ingenieros y representantes de empresas e instituciones españolas que han participado en la misión (la intervención española en Rosetta está entre el 7 y 8 %).

Y es que, hasta llegar aquí, Rosetta, que fue lanzada el 2 de marzo de 2004, ha recorrido unos 6.500 millones de kilómetros, ha dado cinco vueltas alrededor del Sol y ha realizado tres maniobras de asistencia gravitatoria con la Tierra y una con Marte para ganar velocidad, a modo de impulso, y terminar en su objetivo, el cometa.

"Sabemos que Philae se ha posado en el cometa, ahora hay que esperar para conocer si todo funciona bien"

En éste se ha posado a las 16:30 horas (CET) después de un viaje de siete horas y la señal a tierra ha llegado 28 minutos y 20 segundos después, lo que ha sido recibido con grandes aplausos.

"Sabemos que Philae se ha posado en el cometa, ahora hay que esperar para conocer -en las próximas horas se sabrá- si todo funciona bien", ha confirmado a Efe Miguel Pérez-Ayúcar, líder del grupo de Operaciones Científicas y Planificación de Rosetta.

La previsión era que Philae más que posarse se agarrara al cometa, cosa que en estos momentos aún no se sabe si ha sido así. Los investigadores tienen la certeza de que Philae ha llegado a su destino pero señalan que los arpones, que debían clavarse a través de la superficie hasta un máximo de dos metros, no se han activado. Así que creen, según fuentes de la misión, que el módulo de Rosetta está enganchado al cometa pero solo con las patas.

No obstante, los investigadores y responsables de la misión han considerado que el día de hoy ha sido un éxito y también Rosetta.

Pérez-Ayúcar, quien ha dicho que Philae es la guinda de un pastel, que es Rosetta, ha explicado que la misión no termina hoy: la previsión es que Philae esté en el cometa unos tres meses y que Rosetta lo persiga en su viaje al Sol: se estima que en agosto próximo la sonda estará en su momento más cercano a esta estrella. El objetivo, descubrir si los cometas intervinieron en la formación de vida en la Tierra.