Público
Público

Reinventemos el ratón: cambiemos el color de la luz

Microsoft ha presentado en Seattle BlueTrack, la tecnología que, según la compañía, revolucionará el mercado de los ratones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La compañía de Redmond ha presentado la tecnología BlueTrack que, según la compañía, revolucionará el mercado de ratones.

Aunque en un primer momento da la sensación de que se trata de un mero maquillaje de la tecnología óptica actualmente extendida y que marcó el final de la vida de los ratones 'de bola', prometen que encierra mucha tecnología detrás. Lo que añade la tecnología BlueTrack al funcionamiento de los ratones, más allá de cambiar la luz roja por una de color azul, es conseguir hacer funcionar un ratón sobre una gran variedad de superficies. Esto, efectivamente, hace que trabajar con un ordenador, sobre todo con un equipo portátil, sea una tarea más cómoda y que se puede realizar desde cualquier lugar.

Que sea necesario poder utilizar un ratón sobre una mesa de mármol rugoso o en el parque sobre una de madera o en la cocina sobre la encimera o en el salón sobre la alfombra es algo discutible, pero los ingenieros de Microsoft lo han visto importante y lo han hecho posible. Ciertamente más del 70% de los ordenadores que se venden hoy en día son equipos portátiles, por lo que se presupone que trabajar con un ordenador se está convirtiendo en una actividad móvil, que puede hacerse desde cualquier lugar.

La combinación de las ventajas de la tecnología óptica y láser en BlueTrack, precisión y rapidez, se materializa en los dos nuevos productos que ha presentado Microsoft, los ratones Explorer y Explorer Mini.

Independientemente de un precio que puede resultar algo elevado para los que no están habituados a innovar en tecnología (79,90 y 59,90 euros), al menos los ingenieros responsables han hecho un esfuerzo especial en cuidar el diseño. Microsoft ha abandonado hace no mucho esa imagen gris, al menos en el diseño de imagen de alguno de sus productos.

Cuestión de tecnología
La luz azul, el sensor óptico y la resolución de píxel de estos dispositivos son los responsables de conseguir una mayor amplitud de imagen y aumentar la precisión. En definitiva, según sus datos, con BlueTrack un ratón es hasta cuatro veces más preciso y potente que uno de tecnología láser. A estos dos modelos les acompaña un receptor USB que durante el transporte se esconde en la base del ratón.

Por lo demás, estos nuevos ratones son, por supuesto, inalámbricos, (funcionan a 10 metros del ordenador) e incorporan en uno de los modelos, el Explorer, una base de carga. Llamará la atención que en la base de cada unidad se ha incorporado una luz azul que se ilumina en cuanto se enciende el dispositivo.