La arriesgada huida de la Alcatraz turca

La fuga de Billy Hayes inspiró El expreso de medianoche

JESÚS CENTENO Madrid 06/09/2009 08:00 Actualizado: 06/09/2009 23:11

Comentarios

 

Media: 3.67

Votos: 3

Billy Hayes, a su llegada a Nueva York en 1975, tras cinco años en una cárcel turca.

Billy Hayes, a su llegada a Nueva York en 1975, tras cinco años en una cárcel turca.

Hace unos años, Billy Hayes regresó a Turquía para disculparse por haber retratado con extrema crudeza su estancia en una cárcel de este país en la película El expreso de medianoche. Hayes, que fue detenido y condenado a 30 años de cárcel en 1970 tras ser sorprendido con dos kilos de hachís en un aeropuerto turco, recordó que fue él quien escribió el libro en el que se basó la película, la cual relataba, "con alguna que otra exageración", cómo había sido violado en la cárcel o que tuvo que matar a un guardia para escapar. Nada de aquello era cierto.

La desesperación de Hayes le condujo a realizar, en 1975, una fuga en solitario muy alejada de la que la película de Oliver Stone quiso reflejar. La historia real comienza con un joven William Hayes, de 23 años, al que acaban de considerar inepto para el Ejército por problemas psicológicos. Él mismo los había fingido.

Libre del servicio militar, el joven se dedica a viajar y llega a Estambul, donde intenta pasar dos kilos de hachís para vender a sus amigos. En un control rutinario en el aeropuerto, es descubierto y encerrado en una cárcel inhumana en la que no se respeta nada y los reclusos son golpeados con brutalidad.

Aunque Hayes confía en salir en libertad, es condenado a cuatro años, sentencia que queda pendiente de que Ankara la ratifique. Aconsejado por la Embajada estadounidense, aguarda un traslado antes de que se cumpla la sentencia. Pero la Justicia turca lo condena a cadena perpetua, aunque rebaja la pena a 30 años de cárcel. Su padre mueve toda clase de influencias para sacarle de allí, pero todo es inútil.

Con el fin de despistar a sus carceleros turcos, en su correspondencia con sus padres, Billy usaba la frase "tren local" para referirse a la vía lenta pero segura de la espera. Cuando la desesperación se cebó con él, escribió: "No esperaré el tren local, me subiré al expreso de medianoche".

Unos dólares y un mapa

Cinco años después del comienzo del cautiverio, Hayes fue trasladado a la prisión de Imrali, una especie de Alcatraz turca en la que encontró más facilidades para la evasión. Su abogado le rogó que se abstuviese de hacer locuras, pero Billy tenía un plan: con tan sólo unos dólares y un mapa bajo el brazo, esperó al toque de queda para sortear a los centinelas y trepar hasta el patio. En medio de la tormenta, consiguió arrastrarse hasta el bote de unos pescadores.

Durante días, Hayes navegó a la deriva y el viento lo desvió de su itinerario. Corrió sin perder de vista la línea de costa y llegó a Bursa, donde buscó habitación en un modesto hotel y se tiñó el pelo de negro. Viajó a Edirne, donde un hombre le llevó en su coche. Siguió a pie y llegó al río Maritas, el último trecho de su periplo. Se sumergió en el agua helada y nadó a contracorriente. Hasta que una bayoneta salió entre los árboles. Al despertar, se hallaba de nuevo en una celda, pero la cárcel no era turca, sino griega. Dos semanas después, fue deportado a su país.

Tras regresar a EEUU, Billy completó sus estudios y escribió una novela sobre su vida ayudado por el escritor y periodista William Hoffner. El filme incluyó escenas que no tienen nada que ver con la historia real, como las que muestran la violación del prisionero por parte de los guardas o el asesinato de uno de ellos.

"No escribí ni dirigí la película, pero debo aceptar mi parte de responsabilidad por el daño que ha causado. El retrato de la prisión y de los turcos no era exacto, y quedó la falsa impresión de que los turcos eran como los que aparecían en la película", declaró Hayes en 2007.

PUBLICIDAD

Desde el 1 de octubre de 2014, Público incorpora un nuevo sistema de gestión y moderación de comentarios: Disqus. Puedes leer todos los detalles aquí.

Al utilizar los Servicios de Comentarios (A.L. 5.2), el Usuario se compromete a no enviar mensajes que difamen o insulten, o que contengan información falsa, que sea inapropiada, abusiva, dañina, pornográfica, amenazadora, dañando la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley.

Los comentarios que contengan insultos, descalificaciones, difamaciones, falsedades, enlaces inapropiados, comerciales y publicitarios o que contengan preguntas o valoraciones sobre el sistema de comentarios serán revisados para valorar su publicación, pudiendo ser eliminados. El cauce adecuado para la resolución de preguntas sobre el servicio de comentarios consiste en el envío de mensajes mediante el formulario que se encuentra en nuestra página de Contacto.

Los Usuarios que atenten con sus comentarios contra la imagen de Público, de sus trabajadores y propietarios o que utilicen cualquier tipo de técnica, fórmula o composición literal en sus mensajes para eludir los criterios de moderación o aquellos que suplanten personalidades de otros usuarios serán bloqueados en el servicio, eliminándose sus comentarios e impidiéndoles continuar publicando comentarios mediante su cuenta.

  • Samug
    #1 Vota Vota

    13 i Samug 06-09-2009 18:07

    Una aclaración: la película de 1978, aunque el guión sea efectivamente de Oliver Stone, fue dirigida por Alan Parker. Por lo tanto la película debe ser, siguiendo el uso común, "de Alan Parker".

  • Marcel Vargas
    #2 Vota Vota

    7 i Marcel Vargas 06-09-2009 18:09

    ¿Oliver Stone? ¿No os referiréis a la peli de Alan Parker?

  • Miguel
    #3 Vota Vota

    15 i Miguel 06-09-2009 19:36

    Bueno, hay que decir que Hayes será de los pocos americanos que han vertido porquería sobre un país entero y luego se ha disculpado. Eso le honra. A los turcos les honra que apenas dan importancia al tema y no se manifiestan eternamente ofendidos (se me ocurren muchos países donde sería así). Se limitan a seguir al pie de la letra las indicaciones de la UE sobre garantías a detenidos y prisioneros (que países como Italia no cumplen) y esperar que las buenas valoraciones de organismos internacionales les restituya la buena fama que esas "alguna que otra exageración" pusieron en duda.

  • para Marcel Vargas
    #4 Vota Vota

    0 i para Marcel Vargas 06-09-2009 19:55

    Parker dirigió la película, pero la adaptación a guión fue de Oliver Stone. El artículo debería haber especificado la labor de cada uno, eso sí. Samug ya lo adelantaba en el primer post. Supongo que has escrito antes que apareciera el de Samug

  • el moas
    #5 Vota Vota

    5 i el moas 06-09-2009 20:51

    he viajado a Turquia dos veces y creo que quiza fue exagerado los turcos distan mucho de merecer un trato como el que les da la pelicula,esta bien disculparse pero su historia ya era bastante extraordinaria como para exagerarla tanto.Viajad a Turquia esta llena maravillas

  • el moas
    #6 Vota Vota

    2 i el moas 06-09-2009 21:14

    no no se mrecen los turcos un trato como el que les da Alan Parker en su pelicula .La historia de este hombre en Turquia ya era bastante extraordinaria como para meter esas exageraciones,la pelicula me gusto mucho pero ahora que se que no todo es verdad ,en especial los episodios mas crudos,me desvirtuan un poco la pelicula

  • Piru
    #7 Vota Vota

    0 i Piru 06-09-2009 23:36

    Miguel, me ha gustado mucho tu comentario. Has puesto algunos puntos sobre algunas íes que faltaban por poner. Gracias. (Aunque parece que a algunos no les termina de convencer)

  • Xin
    #8 Vota Vota

    0 i Xin 07-09-2009 14:27

    La película es extraordinaria, del habitualmente sórdido y polémico Alan Parker...lo de menos (para mí) es donde está localizada la historia (a veces lo de inspirado en hechos reales sólo es márketing), lo que me gusta es el retrato oscuro del ser humano. Pensar que Turquía es como se describe en la película, es quedarse con lo superficial.

  • El Pep Angel y la Colometa
    #9 Vota Vota

    0 i El Pep Angel y la Colometa 07-09-2009 18:17

    ¿Habitualmente sórdido y polémico Alan Parker? ¿Cómo ve cine la gente, haciendo el pino, de soslayo, con una copita de más? La película es extraordinaria, más allá de lo que diga ahora Billy Hayes. Por ciero, un pequeño comentario cinéfilo: el que viola a Hayes-Brad Davis es el mismo actor que hace de terrible Raggan en 'Dune', de David Lynch. VOLANDOCONLACOLOMETA.BLOGSPOT.COM

  • anonimo
    #10 Vota Vota

    0 i anonimo 07-01-2010 08:10

    no hay que olvidar que se trata de un narcotraficante que se trata de ver como heroe y ya estamos hasta el tope de ello...tenemos que usar el sentido comun y no admirar lo negativo...

  • Luis Alberto Curiel Castillo

    Usemos el sentido comun, estamos ablando de un narcotraficante que se quiere tratar como heroe con el mensage que dice: haz el mal y triunfaras...

No se admiten más comentarios en esta noticia