Publicado: 03.05.2014 00:01 |Actualizado: 03.05.2014 00:01

La batalla de Madrid con superhéroes, magos y mutantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

1936, la Batalla de Madrid - Trailer del cómic from AutoresEnViñetas on Vimeo.

"Saeta deambula por las calles de una Madrid que se está preparando para resistir el envite de las tropas golpistas". Así comienza el cómic 1936, la batalla de Madrid, de Rafael Jiménez (guionista) y José Antonio Sollero (dibujante) . "El nombre de Saeta le viene porque tiene el poder de desplazarse a alta velocidad y la palabra es muy española", explica Jiménez, el creador de la primera entrega de una saga de cómics que se centran en la Guerra Civil y que comienza con esta contienda que "sirvió de escenario para que el ejército alemán practicase sobre cómo reaccionaría la población de una ciudad al ser bombardeada".

"La primera vez que Franco intenta tomar Madrid falla, así que lo que hizo fue rodearla para cortar las comunicaciones con el norte. Esta primera parte se centra en estos acontecimientos", explica Jiménez. Las siguientes entregas, fiel a los acontecimientos históricos relatan batallas como la del Jarama o la de Guadalajara.

El personaje principal, Saeta, ha llegado a la capital para enrolarse al bando republicano. Cuando está andando por sus calles se encuentra con un bombardeo inesperado de la aviación alemana, aliada de los golpistas, que intenta detener usando sus superpoderes. En la contienda intervienen mutantes y magos, y pese a ello, sus autores aseguran que han sido fieles a la hora de relatar los hechos históricos. "Madrid fue la primera ciudad en sufrir los bombardeos", explica Jiménez, quien comenta que tras lo sucedido el Gobierno de la República se instala en Valencia, quedando la defensa de la ciudad en manos de militares como el general José Miaja.

Es precisamente Miaja quien llama a Saeta y le encarga que lidere un grupo de voluntarios de las brigadas internacionales. En aquellos días tiene lugar el ataque de la legión que llega hasta Ciudad Universitaria. Este grupo de aguerridos soldados se las tendrá que ver con otros personajes, algunos inventados como Cruzado, al que describe Jiménez como un "gran maestre de la orden de Santiago con poderes místicos que se une al bando nacionalista después de que su convento fuese arrasado y que con el tiempo se convertirá en uno de sus más valiosos militares". Otro es, por ejemplo, Mohammed Ben Mizzian, "el único alto mando de los regulares que era moro".

"Franco no tiene superpoderes, pero sí que tiene mucha mala leche"Precisamente este personaje, Mizzian, es el único que existió en la realidad al que le han añadido superpoderes: "Se transforma en una especie de demonio de las leyendas árabes. Nos pareció un personaje llamativo", explica Jiménez. El mismo Francisco Franco aparece en el momento final del cómic, retratado, según sus creadores con mucho mayor rigor histórico. "Franco no tiene superpoderes, pero sí que tiene mucha mala leche", aseguran.

A mitad de camino entre la ficción y la realidad, el proyecto comenzó hace tres años, cuando Jiménez fantaseaba con la posibilidad de unir ambas vertientes. "Vi que se había escrito y hecho muchas películas sobre la Guerra Civil, pero que no se había hecho nada desde el punto de vista de los superhéroes, y esta es una de mis grandes pasiones, así que Sollero y yo nos pusimos manos a la obra para recrear una batalla épica", explica.

Ninguno de los dos trabaja de forma exclusiva en la industria del cómic. Jiménez es animador cultural de una biblioteca en Carmona (Sevilla) y Sollero es arquitecto técnico y en estos momentos trabaja como jefe de obra. "Ahora mismo lo de dibujar lo tengo como un hobby, pero es mi pasión desde chico, poder vivir de esto en un futuro sería un sueño", asegura.

"Vi que se había escrito y hecho muchas películas sobre la Guerra Civil, pero que no se había hecho nada desde el punto de vista de los superhéroes"Ambos llevan colaborando prácticamente toda la vida, desde que se conocieron en uno de los talleres de cómic que Jiménez organiza en la localidad sevillana. Desde que arrancó el proyecto, comenzó una labor de investigación para recrear los acontecimientos históricos: "Además de buscar en Google me documenté leyendo La defensa de Madrid, del periodista y escritor Manuel Sánchez Nogales y el libro de mismo título de Jorge Martínez Reverte", recuerda Jiménez.

Sollero, sin embargo, reconoce que su principal fuente de información ha sido San google: "Busqué mucha información de la época, fotografías ante todo, para hacerme una idea de cómo serían los personajes, aunque tomándome algunas licencias, ya que estamos hablando de superhéroes". La mayoría de los elementos del cómic, explica, los ha copiado de páginas web que hay alojadas en Internet: "Encontré mil fotos del avión que bombardeó Madrid, el Junkers Ju 52, alemán, tanto por dentro como por fuera, y mil detalles más que me sirvieron para reproducirlos iguales en el cómic".

Por el momento los que quieran disfrutar de estas aventuras, entre fantasía e historia solo podrán hacerlo mediante una aportación en la campaña de crowdfunding que empezó hace casi un mes con un objetivo de 2.100 euros, que por cierto ya han sobrepasado. "Por ahora ésta es la única manera de conseguir el cómic, pero si pasados los 40 días que nos ofrece Verkami para recaudar los fondos conseguimos mucho dinero nos plantearemos alguna forma de distribución". Además de conseguir el cómic, otro de los premios que se llevan los que colaboren con la campaña de micromecenazgo consiste en dibujos exclusivos de los personajes. Una original forma de conocer la crónica negra de nuestro país.