Publicado: 26.01.2016 14:04 |Actualizado: 26.01.2016 14:04

Cubren la última obra de Banksy que denuncia el trato a los refugiados

El grafiti apareció en un exclusivo barrio frente a la embajada de Francia en Londres. El propietario del edificio dice que es una medida temporal hasta que se decida qué hacer.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Un trabajador cubre la obra de Banksy en Londres. REUTERS

Un trabajador cubre la obra de Banksy en Londres. REUTERS

LONDRES. -El mural de Banksy que apareció en una pared frente a la embajada francesa en Londres, crítico con el uso de gas lacrimógeno en un campo de refugiados cercano a la localidad de Calais (Francia), ha sido tapado con tablones de madera.

Trabajadores del solar en el que está el mural, en el lujoso barrio de Knightsbridge han cubierto por completo el dibujo de Cosette, una de las protagonistas de la obra de Víctor Hugo Los Miserables y símbolo de su versión musical, que aparece llorando por el efecto de los gases lacrimógenos lanzados contra los refugiados del campo conocido como 'La jungla', con la bandera francesa a su espalda.

Mike Sadler, director de la Cheval Property Managemente Limited, propietaria del terreno donde se halló el grafiti, ha asegurado que la medida es temporal mientras se deciden "los planes de futuro para la obra".

La pieza, que en apenas 48 horas atrajo a miles de curiosos, contaba además con un código QR que enlazaba con un vídeo en la página de YouTube en el que se ve cómo los refugiados en 'La jungla' de Calais fueron gaseados el pasados 5 de enero.

Unos ladrones intentaron robar el mural el domingo por la noche, pocas horas después de su aparición, pero la Policía Metropolitana de Londres (MET) intervino a tiempo y vigiló de cerca la pieza hasta que los trabajadores del solar, armados con martillos eléctricos y tablones de madera, la cubrieron por completo.



Los seguidores de Banksy se han quejado de la medida y aseguran que el mural debe estar abierto al público, puesto que "conciencia sobre la situación real de los refugiados".

"Obras como ésta sirven para mandar un mensaje y para despertar conciencia sobre la situación de los refugiados en Calais. Creo que debemos hacer mucho más de lo que estamos haciendo, al fin y al cabo somos todos seres humanos", dijo el londinense Nick Papavassiliou, que trabaja en una organización benéfica.

"Es un símbolo de lo que está pasando en Calais y un mensaje claro para que seamos todos más conscientes de lo que está sucediendo. Y todo esto delante de la embajada francesa. Creo que el grafiti debería estar abierto al público", señaló por su parte Luis Gómez, un turista en la capital británica.

El mural de la niña de Los Miserables es el último de una serie de obras con las que Banksy, que se dio a conocer en la década de 1980 como grafitero pero que nunca ha revelado su verdadera identidad, critica la forma en la que Europa está tratando la crisis de refugiados