Público
Público

Entrevista a Rosalía "Alejarse de la tragedia es alejarse del flamenco"

La cantaora Rosalía ha firmado junto al guitarrista y productor Raül Fernández 'Refree' uno de los discos del año. Un trabajo inquietante y oscuro que subvierte las esencias del flamenco desde el conocimiento de causa y el respeto al cante jondo.

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 3
Comentarios:

Flamenco que mira al futuro desde el retrovisor.- UNIVERSAL

Acaba de regresar de Las Vegas donde ha participado en la gala de los premios Grammy Latino 2017. No hubo suerte. Su nominación como Mejor Nueva Artista se quedó en eso, en mero augurio. Con todo, y pese a los rescoldos de un jet lag que se resiste a abandonarla, Rosalía no pierde la sonrisa. Defiende Los Ángeles (Universal, 2017), lo hace sin descanso, consciente de que se la juega en cada escenario de cada sala donde tiene a bien eclipsar al personal. "Para mí el flamenco tiene que ver con esa penumbra y quisiera seguir ahondando en eso".

No esperen en Los Ángeles estribillos livianos, no hay espacio para la evasión. La finitud del viaje se canta aquí con sabor añejo, es lo que tiene mentar a la muerte en la flor de la vida. De ella dijo Pepe Habichuela cuando la escuchó por primera vez que cantaba como una vieja. Una vieja de 23 años que abraza la ortodoxia y la boicotea a base de bien, pero siempre desde el respeto. Un debut inquietante, oscuro y bello pergeñado a pachas Raül Fernández Refree, encargado de los arreglos, la producción y el único instrumento que la acompaña: la guitarra.

De Bonnie 'Prince' Billy a Alejandro Sanz hay un buen trecho. Tus versiones no pueden ser más eclécticas...

Jajaja... Sí, no tienen nada que ver. Lo de Alejandro Sanz surgió un poco como consecuencia de la gala de los Grammy. Dentro del homenaje que se le brindó a Alejandro, encontré la posibilidad de interpretar Cuando nadie me ve, una canción con una melodía muy bonita que concebí con un arreglo solo de cuerdas, muy crudo y sobrio. Luego vi que fue lo más minimalista que se hizo en la gala. Nunca cantaría o construiría una letra con la lógica que él utiliza, pero considero que es interesante acercarte al trabajo de otros artistas, siempre puedes aprender algo nuevo. 

Háblame de ese nuevo single que acabas de publicar, 'Aunque es de noche', con versos de San Juan de la Cruz que ya fueron musicados en su día por Morente.

Es una canción que se quedó en el tintero y que siempre tocábamos en directo con Raül [Refree]. Decidimos que valía la pena grabarla, queríamos que formara parte del proyecto Los Ángeles. Aunque la gira termine entre febrero y marzo, nuestra intención era que este tema quedara incluido como testimonio de ese proceso creativo que hemos llevado a cabo. 

Es también un homenaje a Morente

Sí, nos apetecía mucho. Para mí Morente es un maestro. Creo que nadie ha arriesgado como él en el flamenco, le admiro mucho. Su música y su trayectoria nos ha inspirado a todos los flamencos que hoy día estamos tratando de hacer algo diferente manteniendo las esencias.

¿Cómo gestionas la intensidad de este disco? Interpretarlo noche tras noche tiene que pasar factura de alguna manera

Es muy exigente a nivel interpretativo. Tanto Raül como yo terminamos agotados después de cada concierto... Tienes que implicarte a fondo, de lo contrario el repertorio no funcionaría.

¿Veremos una Rosalía menos crepuscular en su próximo trabajo?

Creo que es interesante seguir desarrollándote como intérprete y compositor buscando registros distintos. Ése debe ser el reto de cualquier artista, ponerte en tesituras que no conozcas. De momento he tratado de transitar ese camino. No descarto buscarle las vueltas a este proyecto en un futuro, abrazar cierta luminosidad, lo que ocurre es que el cante y el flamenco tienen mucho de tragedia. Alejarse de esa tragedia es, también, alejarse del centro del flamenco y a mí lo que me interesa es la esencia del flamenco, mantenerla viva y continuar aprendiendo desde ahí.

La muerte está muy presente en el disco, resulta sorprendente viniendo de alguien tan joven

Siempre he tenido la impresión de que la muerte es omnipresente, a medida que va pasando el tiempo tengo esa sensación más viva si cabe. La muerte va más allá de la edad, tristemente todos la podemos tener cerca. Por otro lado, es también algo lejano, algo que no entiendo y que es un misterio. Esto me interesa porque yo entiendo la creación como un proceso en el que trato de acercarme a algo que no entiendo y que desconozco. Para mí esa es la parte interesante de mi trabajo, no le encuentro ningún interés a hablar de mis vivencias o de las cosas que ya entiendo. Lo que me atrae como intérprete es encarnar cosas que no entiendo, plantearme preguntas aunque no entienda las respuestas o aunque no saque nada en claro.

Hablas de mantenerte fiel a las esencias del flamenco pero al mismo tiempo las subviertes. ¿Cómo manejas esa aparente tensión?

Es que yo creo que el flamenco está muy ligado a música urbana como puede ser el trap. Ambos géneros tratan temáticas que tienen que ver con el pueblo, son músicas populares, creo que en ese sentido el flamenco está viviendo un muy buen momento porque la gente joven lo está escuchando cada vez más. Mi generación se siente orgullosa de esta música, se trata de códigos compartidos y la gente joven se siente cercana a ellos. La prueba es Camarón, que sigue gustando a los más jóvenes, a fin de cuentas Camarón es icónico, igual que lo puede ser una estrella de la música urbana actual. 

Pero tu público es más bien talludito, ¿no crees?

No estoy de acuerdo, creo hay gente muy joven y también mayor. Raül y yo nos hemos dado cuenta de que hay un rango muy amplio de edades. Nuestra intención era que sin renunciar a la carga emocional pudiera disfrutarlo todo el mundo. Y creo que esto lo hemos conseguido. 

¿Crees en el flamenco como arma de empoderamiento femenino?

El flamenco se consolidó en su momento como un arte eminentemente masculino, pero luego empezaron a surgir figuras que fueron rompiendo con ese statu quo. De golpe irrumpen artistas como La niña de los peines, una mujer que fue una auténtica pionera del flamenco y que creó cantes que a día de hoy se siguen interpretando. Por eso cuando me preguntan si el flamenco es machista, entiendo que es un error enfocarlo de tal manera. Yo veo a mujeres en el flamenco con mucho poderío y creo sinceramente que podemos ser lo que queramos ser.

Ahora bien, es obvio que si la sociedad es patriarcal y machista el flamenco lo será, porque no deja de ser un reflejo de la sociedad, es una música hecha por y para el pueblo. Si miras letras de hace 150 años probablemente encontrarás cosas que a día de hoy suenan anacrónicas y fuera de lugar. Está muy bien que tengamos una mirada crítica, y precisamente las nuevas generaciones podemos aportar esa otra visión de la mujer, una mucho más fiel a cómo es la mujer hoy en día.