Público
Público

Los gnomos nazis alemanes son arte

Las autoridades alemanas consideran que los gnomos del artista Ottmar Hörl, con el saludo nazi, son una expresión satírica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La fiscalía de Nuremberg no tomará medidas contra un artista que ha creado una serie de gnomos representados con el brazo en alto, al estilo del saludo nazi, a pesar de que las leyes alemanas prohíben cualquier manifestación simbólica que se identifique con el nacismo.

Ottmar Hörl, un artista alemán de 59 años, había exhibido 700 de estos muñecos de jardín en una exposición en Gante, Bélgica, sin que se registraran incidentes. Y a principios de este año, 300 de estos gnomos 'invadieron' un evento en Aschaffenburg, cerca de Frankfurt, donde tampoco atrajo críticas ni descontento por parte del público.

Sin embargo, las quejas comenzaron a llover sobre la obra de Hörl cuando uno de sus gnomos posó en las vitrinas de una galería de arte en la ciudad de Nuremberg. La figura dorada que lucía la galería Weigl fue fotografiada por un ciudadano y publicada en la prensa local, lo que provocó que las autoridades se vieran forzadas a intervenir.

Según publica The Register, el portavoz de la fiscalía de Nuremberg, Wolfgang Träg, confirmó que se estaba 'investigando si esto es una violación de la ley alemana, que prohíbe el uso de símbolos de organizaciones anticonstitucionales'.

Hörl ha defendido en todo momento que sus gnomos son una sátira sobre el nazismo. De hecho el artista asegura que 'fueron parte de una exposición en contra de la extrema derecha en Gante y nadie puso ningún problema'. Además, también ha asegurado que él mismo probablemente habría sido condenado a muerte por los nazis, 'si me hubiera atrevido a representar a la 'súper raza aria' como gnomos en 1942'.

Heinz Bartkowski, la comisario responsable de organizar la exposición en Aschaffenburg, señaló que 'es ridículo que las autoridades estén investigando en Nuremberg algo tan común como unos gnomos de jardín. Deberían investigar las actividades de los neonazis y no el arte. Todos tenemos absolutamente claro que a las obras de arte no se les puede aplicar la ley que prohíbe la exhibición de símbolos nazis'.

Finalmente, las autoridades que llevan a cabo la investigación lo han dejado 'pasar', reconociendo el carácter 'burlón' de la obra figurativa y que por ello 'puede permitirse este tipo de expresión cuando son utilizadas para contrarrestar la ideología fascista', aseguran. Sin embargo, han aclarado que la obra tiene 'cierto potencial de abuso (de las normas)', por lo que no deberían ser emuladas por otros trabajos artísticos.