Público
Público

El gol de honor

'Fifa' vuelve a superar un año más a 'Pro Evolution': la novedad de esta edición es que el derrotado presenta algo de pelea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los caminos que iniciaron las sagas de Pro Evolution Soccer y FIFA en 2006 con la llegada de la nueva generación de consolas parecían separarse cada vez más. Mientras FIFA crecía cada año con un juego mucho más realista y fluido, en Konami no daban con la fórmula para adaptar su exitosa saga de PlayStation 2 al mundo de la alta definición.

La novedad ha llegado en esta edición. En Konami se han puesto las pilas y, tras tocar fondo, se han recuperado. Pro Evolution Soccer 2011 sí es un juego de fútbol digno de llamarse así. Está lejos del nivel de simulación que ofrece FIFA, pero ha mejorado. Ha pasado del paleolítico al neolítico.

Los seguidores más inmovilistas, los que se resistieron a cambiarse a FIFA empiezan a recuperar algunos argumentos para seguir sin cambiarse. Pero muchos no volverán. FIFA sigue siendo, de largo, el mejor juego de fútbol.

Los dos presentan modos de juego similares: ser una leyenda, gestionar un equipo y organización de torneos. Pro Evolution sigue apostando por invertir en licencias y poder disputar torneos como la UEFA Champions League y la Copa Libertadores con todos los papeles en regla. Algo que se afea por el simple hecho de no tener derechos sobre muchos clubes, por ejemplo de toda la liga inglesa.

La calidad gráfica de ambos es similar en apariencia

Los nostálgicos del PC Fútbol encontrarán en los dos simuladores modos de juego donde dar rienda suelta a sus artes negociadoras y de gestión de plantillas. La calidad gráfica de ambos es similar en apariencia, pero durante el desarrollo del juego la versión de FIFA 11 se comporta de una manera más natural. Lo mismo pasa con la jugabilidad. Pro Evolution Soccer 2011 sigue presentando unos futbolistas más parecidos a jorobados que a deportistas de élite. La firmeza robótica de sus movimientos se ha mejorado, pero sale mal parada en la comparación con los de FIFA.

En EA Sports se han limitado a retocar los fallos de ediciones anteriores y añadir retoques populistas. Se ha aportado a las estrellas más conocidas las características más reconocibles de sus iguales en la vida real: Xavi tiene un pase excelente, Cristiano es todo potencia, Iniesta protege muy bien el balón y Rooney cuenta con un disparo temible.

Los pases también han sido modificados y esto supone la principal novedad en la nueva edición de FIFA. Antes, pulsando repetidamente el botón de pase, se podía hacer llegar el balón al delantero con una cierta facilidad. Ahora no bastará con eso. Hay que unir, precisión, puntería y la calidad del futbolista que esté enviando el balón.

En Pro Evolution, cualquier jugador, tenga la calidad que tenga, es capaz de enviar centros desde la banda como si fuera Beckham.

FIFA 11 vuelve a juntar para su narración a Paco González y Manolo Lama

Entrenar y entrenar será imprescindible para gobernar los regates en FIFA 11, mucho más completos y complejos que en su rival. Pese a cumplir con lo que exige el manual, las filigranas no siempre se realizan como están previstas con un factor aleatorio muy poco tranquilizador para determinadas situaciones. La IA sigue siendo alta en FIFA y ha mejorado mucho en Pro Evolution.

El modo online presenta pocas novedades con respecto a ediciones anteriores. Ambos juegos han acelerado el tiempo de carga de los partidos y sobre todo el de búsqueda de rivales. En FIFA, además, han decidido acortar los tiempos de los que dispone cada jugador para usar la pausa con el fin de aligerar los partidos.

El detalle morboso se lo apunta FIFA 11 al volver a juntar para su narración a Paco González y Manolo Lama. Para los que tengan ganas y tiempo, este juego permite escuchar los cánticos o sonidos que el usuario desee tener durante el partido.

Así que, aunque FIFA ha vuelto a golear a Pro Evolution, al menos esta vez los de Konami han conseguido meter el gol del honor.

‘FIFA 11’

A favor:  Se trata de un juego completísimo con un modo online que garantiza un uso ilimitado. Las características adaptadas de las estrellas del deporte rey dan todavía más realismo al videojuego. La jugabilidad sigue siendo su mayor baza. El nuevo modo para jugar de portero y la posibilidad de jugar con diez amigos en el mismo equipo aportan nuevos retos para el usuario. El nuevo sistema de pases es coherente con la calidad de cada futbolista. Como juego de fútbol, sigue siendo el rey.

En contra: En un juego tan redondo como el FIFA, más que de fallos se debería hablar de detalles por pulir, ya que la mayoría son solucionables. La falta de licencias para algunos torneos y la falta de equipos que impiden al usuario imitar una UEFA Champions League, por ejemplo. También se podría mejorar el dominio de los regates y su comportamiento en los partidos. Y no olvidemos el dilema que significa comprar o no las actualizaciones de plantillas que sacará EA Sports durante la temporada.

‘PES 2011’

A favor:  La principal virtud de la saga de Konami ha sido levantar el vuelo. Ha mejorado las ediciones anteriores de manera clara. Los usuarios que han sufrido y gastado el dinero estos años se tienen que sentir satisfechos. Las licencias de Champions, Copa Libertadores y Europa League harán felices a los más puristas. Los menús son sencillos y muy intuitivos. Se puede editar prácticamente todo, desde las botas de los jugadores a las gradas de los estadios.

En contra: Pese a las significativas mejoras, sigue estando lejos de FIFA. La jugabilidad no acaba de ser todo lo fluida que era en una consola con muchas menos posibilidades como era la PlayStation 2. Cuesta acostumbrarse a las cámaras y al insensato movimiento que realiza en el saque inicial. Los pases no resultan realistas, igual que muchos de los disparos a puerta. Los cánticos desde las gradas apenas se escuchan y no guardan ninguna relación con lo que sucede en el terreno de juego.