Público
Público

Hollywood y los operadores de EEUU acuerdan un plan antidescargas

Los internautas recibirán hasta seis avisos antes de que les reduzcan la velocidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En un acuerdo sin precedentes en EEUU, los grandes operadores de internet y la industria de Hollywood al completo (cine, música y televisión) han diseñado un plan para combatir las descargas en internet. Los internautas cazados bajando material con copyright recibirán una serie de avisos. Aunque el modelo escogido no es tan severo como el francés, donde el usuario puede perder la conexión, los reincidentes verán reducida la velocidad de su conexión.

La idea es que los internautas lo dejen por aburrimiento. Los propietarios de los derechos podrán rastrear las redes de intercambio de archivos (P2P) a la caza de direcciones IP (número que identifica a un ordenador en la red) que comparten archivos con copyright. Cuando tengan un buen lote de direcciones las enviarán a los operadores (ISP). Estos no tendrán que revelar la identidad de los infractores, como ocurre en Francia, sino que mandarán un primer correo electrónico al sospechoso. Esperan que el envío sirva de medida disuasoria.

'A menudo, los abonados, en particular los padres o cuidadores, no son conscientes de que su cuenta de internet está siendo utilizada para el robo de contenido', dice la nota de prensa firmada por ambas partes. En el caso de que este primer correo no surta efecto, el ISP enviará hasta cuatro más Copyright Alerts. A la quinta irá la vencida. A los que insistan se les aplicarán medidas mitigadoras que, siempre dentro de la discrecionalidad del ISP, irían desde redireccionamientos hasta la reducción de la velocidad de su acceso. Y aún habría un sexto aviso con las mismas medidas. En el caso de que un acusado considere que no ha descargado nada protegido, podrá acudir a una entidad independiente que arbitrará su caso.

Los operadores se han apuntado al acuerdo, que se aplicará ya este año, evitando ser los policías de sus redes. Serán los dueños de los derechos los que tendrán que identificar el material descargado. Además, no darán los nombres de sus usuarios afectados a las compañías culturales. Tampoco tendrán que desconectar a nadie, lo que les podría suponer una pérdida de clientes.

Hollywood está satisfecho. 'Este acuerdo sin precedentes marca el comienzo de un nuevo día y un nuevo enfoque para abordar el robo digital de obras protegidas', dijo el presidente de la RIAA, la patronal de las discográficas, Cary Sherman. Las primeras impresiones señalan que se trata de un plan que llega tarde. Como explica el influyente Nate Anderson en su blog Ars technica, los usuarios ya están abandonando las 'redes P2P en favor de los servicios de streaming o de descarga directa que no son tan fáciles de controlar por terceros'. Pero también destaca que el acuerdo, aún voluntario, sienta un precedente para la futura colaboración entre las tecnológicas y Hollywood.