Público
Público

La nueva política contada desde abajo

Dirigido por Felipe Vara de Rey, el largometraje ‘Nosotros’ traza un retrato generacional con las Elecciones Generales de 2015 como telón de fondo.

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 5
Comentarios:

Un instante de 'Nosotros'

La década decisiva no siempre es la prodigiosa. Lo que ocurre entre los 30 y los 40 tiene un cierto tufillo como a moratoria. Si ponderar con tino lo que (nos) sucede resulta complejo en cualquier momento vital, añadan aquí la apremiante necesidad de encauzar una biografía difusa. En ese interregno hacia la madurez definitiva escurrir el bulto es siempre una opción. Pero cuando el bulto es la propia vida de uno convendrán conmigo en que la cosa se pone seria.

Los protagonistas de Nosotros —primera película del director madrileño Felipe Vara de Rey— están en esa encrucijada (y lo saben). O al menos lo intuyen. María, Seda, Sarah, Suko y Felipe gestionan la prórroga como buenamente pueden. Ansiedad, tristeza, responsabilidades sobrevenidas y compromisos varios configuran un retrato generacional cuyas tribulaciones coinciden en el tiempo con un momento decisivo de la historia reciente de nuestro país.

"Esta película nace como un intento de dilatar y de cuestionar la estrechez de lo posible que nos quieren imponer”

“Queríamos contar un cambio político, contar un país en un momento de catarsis o de transformación, pero en lugar de hacerlo por arriba, hablando de sus estructuras de poder político o económico, contarlo por abajo, desde lo cotidiano”, explica Felipe, responsable junto a Hugo Mas del guion de esta película que ya cuenta con varios reconocimientos: Premio del Público al Mejor Largometraje Nacional y la Mención Especial de Jurado Joven en la pasada edición del Festival de Cine de Madrid.

Un fin de semana intenso. Diciembre de 2015, las Elecciones Generales que pusieron patas arriba el bipartidismo conforman el ruido de fondo de una historia que se revuelve contra ese mantra capitalista que invita a la inacción. “Todo lo que suponga un cambio radical tanto en nuestras vidas como en nuestras estructuras políticas no cabe, está fuera del margen de lo posible. Esta peli nace como un intento de dilatar y de cuestionar la estrechez de lo posible que nos quieren imponer…”, reflexiona el director.

Lo hace con honestidad, a sabiendas de que la mejor forma de combatir el sálvese quien pueda ordoliberal es reflejándonos en el otro y asumiendo un compromiso con nuestro tiempo. En ese sentido, Nosotros sitúa el campo de batalla en un modelo de sociedad que singulariza las derrotas, convirtiéndonos en garantes de un fracaso merecido e intransferible. “Hemos intentado con este largo evidenciar que esa tristeza existencial no es una cuestión íntima, es una construcción social, de tal forma que la única forma de combatirla y prevenirla es a través de un cambio en lo político y lo social”.

'Nosotros' sitúa el campo de batalla en un modelo de sociedad que singulariza las derrotas

Y de ese anhelo de cambio al desencanto hay un paso. Un paso que hay que dar y que no por ello hemos de impugnar todo lo conseguido. La ingenuidad es, según se mire, otro de los logros de esta película. “Quizá nos hayamos vuelto más cínicos, miramos lo que sucedió aquellas semanas de diciembre con cierta distancia, empezamos a ser conscientes de que el cambio es más largo y costoso de lo que imaginábamos, pero al mismo tiempo tengo la sensación de que el régimen se está disolviendo de alguna forma”.

En efecto, parece que alguien tuvo a bien refrigerar a tiempo el núcleo irradiador. Lo nuevo no acaba de nacer y lo viejo colea que da gusto. Con todo, Felipe se muestra optimista: “Es posible que el arrojo que mostraron estos personajes hace dos años no se haya traducido en una mejora clara de sus condiciones de vida, pero sí creo que se ha establecido una construcción en plural, somos más conscientes como generación de la importancia de reconocernos en el otro”.