Público
Público

Series en verano Nueve series para ponerte al día en vacaciones

De ‘The Leftovers’ a ‘El Ministerio del Tiempo’, agosto es un buen momento para ponerse al día con las series de las que todo el mundo ha hablado este año antes de que llegue el aluvión de estrenos de septiembre y octubre.

Publicidad
Media: 3.57
Votos: 7
Comentarios:

Nueve series para ponerte al día en vacaciones

Se ha oído hablar o leído sobre ellas hasta la saciedad. Desde antes de su estreno ya estaban en boca de todos, críticos, periodistas y aficionados a las series en general. Pero sea por falta de tiempo, por exceso de oferta o, simplemente, porque la capacidad del ser humano para seguir series es limitada –no se puede ver todo–, hay algunas de las consideradas imprescindibles que se han ido acumulando con el paso de los meses y la llegada de estrenos y más estrenos.

Agosto, con sus vacaciones (para quien las tenga) y sin tener que madrugar, es un buen mes para ponerse al día en los deberes seriéfilos con algunos de los títulos más comentados en lo que va de año. Un menú muy variado, para todos los gustos y al que se puede acceder fácilmente. La mayoría de títulos están disponibles en las diversas plataformas de VOD. La primera en tachar de la lista debería ser El Ministerio del Tiempo, ya que los capítulos desaparecerán el 5 de agosto de la web de RTVE.

‘The Leftovers’, en HBO

No es un estreno propiamente dicho, sino la temporada de cierre de una de la mejores series de culto de los últimos años. Infravalorada por los premios, The Leftovers es el mejor ejemplo de cómo una ficción que empieza sin ritmo y hasta aburrida puede remontar hasta casi la excelencia. La primera temporada, más fiel a la novela escrita por Tom Perrotta, es casi prescindible. No así la segunda y la tercera tanda de episodios. Con ellas, Perrotta y Damon Lindelof realizaron un auténtico proceso de catarsis tanto para sus personajes como para el espectador.  

The Leftovers sigue el dolor y el cómo enfrentarse a la pérdida de Kevin Garvey (Justin Theroux) y Nora Durst (Carrie Coon), entre otros, tras la desaparición repentina e inexplicable del 2% de la población mundial. Una serie sobre el sufrimiento, el vacío y el dolor más primario. Las tres temporadas suman 28 episodios (8 la última) y puede verse completa en HBO España.

‘The Handmaid’s Tale’, en HBO

Ha sido ‘LA SERIE’ de la temporada. Nominada a ocho premios Emmy, la distopía creada por la novelista Margaret Atwood se ha convertido en lo que va de año en la producción más alabada por la crítica y más impactante. Con una Elizabeth Moss inmensa en su actuación y una Yvonne Strahovski en el papel de la fría y contenida mujer de su ‘dueño’, The Handmaid’s Tale es perturbadora por lo que cuenta, por cómo lo hace y por lo tremendamente real que es.

Ambientada en una sociedad distópica en la que Estados Unidos se rige por régimen teocrático instaurado tras un golpe de Estado, unos pocos se han colocado en la cúspide de una sociedad tremendamente machista en la que la mujer no es más que un objeto de decoración en casa o un útero al que fecundar.

Los niveles de fertilidad de la población son tan bajos que casi no nacen niños. Para remediarlo en la república de Gilead secuestran a las mujeres fértiles y las convierten en las criadas, que no dejan de ser esclavas de sus señores, que las violan sistemáticamente con el objetivo de procrear. La primera temporada de 10 episodios –hay confirmada una segunda– puede verse en HBO España.

‘Big Little Lies’ (HBO)

Con Big Little Lies no existe la unanimidad que pueda haber con The Leftovers o The Handmaid’s Tale, pero sólo por ver las interpretaciones de Nicole Kidman y Reese Witherspoon merece la pena echar un ojo a este culebrón de calidad que sigue la vida de cuatro madres de un colegio pijo de Monterey, en California.

La historia más interesante es, con diferencia, la de Kidman, que da vida a Celeste Wright, madre de dos gemelos ideales casada con un hombre más joven que ella con la pinta de Alexander Skarsgård. Pero tras esa fachada de familia de revista se encuentra un calvario de malos tratos que la ahoga. Whiterspoon es Madeline Mackenzie, madre de una adolescente y un niño atrapada en un matrimonio anodino y rutinario.

Y junto a ellas Zoe Kravitz como la nueva mujer del ex de Madeline, Shailene Woodley en el papel de una madre soltera que acaba de mudarse y Laura Dern interpretando a una madre con tendencia a perder los papeles. Big Little Lies, basada en un best-seller, es una serie de personajes femeninos en la que ellos son simples comparsas o desencadenantes de la acción. Pensada como una única temporada de siete episodios, puede verse en HBO España y parece que habrá una segunda tanda de capítulos.

‘Feud’ (HBO)

Una de esas rivalidades históricas del Hollywood de los grandes estudios y las grandes divas/estrellas contada en ocho episodios con ese toque que suele darle Ryan Murphy a sus series. A un lado del cuadrilátero, Joan Crawford interpretada por Jessica Lange. Al otro, Bette Davis con Susan Sarandon dándole vida. Y entre medias de las dos, azuzándolas, Alfred Molina y Stanley Tucci.

La primera temporada de Feud –habrá más y se centrarán en otras míticas rivalidades– cuenta la enemistad y dependencia de dos estrellas del cine que intentaron superar sus diferencias para rodar juntas ¿Qué fue de Baby Jane? La idea era relanzar su carrera uniendo fuerzas contra un sistema machista que arrinconaba a las actrices de más edad. La rivalidad alcanzaba tales niveles que el rodaje fue un infierno y saltaron chispas.

‘Por 13 razones’ (Netflix)

Sin duda, una de las series que más polémica ha levantado este año. Defendida y criticada a partes iguales, no deja a nadie indiferente. Basada en la novela homónima publicada por Jay Asher hace una década, la ficción de Netflix ha causado el mismo revuelo que el libro en su día. Cuenta la historia de Hannah Baker (Katherine Langford), una adolescente que antes de suicidarse envía una caja con siete cintas en las que explica las razones que le han llevado a tomar esa drástica decisión. 13 razones con nombre propio cada una de ellas. Los destinatarios del paquete son los protagonistas de las grabaciones.

El espectador se coloca en el lugar de Clay Jensen (Dylan Minnette), una de las 13 razones argumentadas por Hannah y que sirve como hilo conductor. Por 13 razones ha sido definida por muchos como necesaria y valiente –por atreverse a tratar temas tan poco habituales en la ficción como el suicidio juvenil, el acoso y la violación– al mismo tiempo que otros la acusaban de morbosa, incitadora y peligrosa. Para posicionarse a un lado u otro de la balanza es necesario verla. Ya están trabajando en una segunda temporada.

‘Legion’ (FOX)

No es fácil, no es apta para todos los públicos y la mejor manera de acercarse a ella es no esperar nada a cambio. El piloto de Legión –su primera temporada la componen sólo ocho capítulos– es todo un alarde de pirotecnia. Su protagonista es David Haller, uno de los mutantes más poderosos y menos conocidos por quienes no se asoman con asiduidad al mundo de las viñetas. Diagnosticado como esquizofrénico, ha pasado gran parte de su vida entrando y saliendo de instituciones mentales. Hasta que una compañera de encierro médico le sugiere una idea: ¿Y si lo tuyo no fuese enfermedad, sino poder?

A medio camino entre una cosa y otra se encuentra este hijo nada más y nada menos que del profesor Charles Xavier al que interpreta un desatado Dan Stevens. El creador de este universo mutante tan particular y colorido es Noah Hawley (Fargo), quien consigue adentrar al espectador en la compleja mente de David basándose en los cómics de Chris Claremont y Bill Sienkiewicz y guiado por la batuta en la producción de expertos en adaptar viñetas como Bryan Singer y Jeph Loeb, entre otros.

David no es capaz de distinguir entre lo real y lo que es producto de su mente perturbada. El espectador, tampoco. El problema, y una de las críticas más recurrentes hacia esta serie, es que superado el impacto inicial la historia camina despacio recreándose demasiado en la estética y olvidándose de contar. Legión fue emitida en España en FOX y no está disponible en ningún servicio de VOD, aunque puede comprarse en DVD y Blu-Ray. Tendrá segunda temporada.

‘Taboo’ (HBO)

Otra de difícil visionado. Oscura y muy densa, el objetivo de Taboo y de su artífice, Tom Hardy, es trascender desde el minuto cero. Esta serie, una de las primeras estrenadas por HBO en su desembarco en España, es de las consideradas ‘con aspiraciones’. La calidad su factura (se nota la mano de Ridley Scott en la producción) y de su puesta en escena (fotografía, vestuario, montaje…) es innegable, pero su historia puede llegar a atragantarse por sus altos niveles de testosterona. Taboo es la historia de un ‘macho alfa’, dijeron algunos en el momento de su estreno, en la que las protagonistas femeninas acaban siendo simples adornos en la historia.

Aún así, se habló tanto de ella en las primeras semanas del año que merece echarle un ojo en vacaciones para prepararse para la segunda temporada. Lo que cuenta es el regreso de James Delaney (Tom Hardy) al Londres de 1814 después de varios años desaparecido en África y de que todos le diesen por muerto. Durante su paso por el continente africano ha adquirido ciertas dotes para el vudú . Cuando vuelve se encuentra con que el imperio naviero de su padre se ha ido al traste, con que su hermana se ha casado con un sádico y con que tiene una madrastra actriz. Su plan es tan enrevesado y oscuro que se convierte en una suerte de Conde de Montecristo tenebroso. Además de Hardy, en el reparto destacan Jonathan Pryce, Michael Kelly y Oona Chaplin.

‘Sé quien eres’ (HBO)

Ha sido el gran estreno del año en el panorama nacional. Vista en Telecinco, los 16 episodios que componen su primera temporada están disponibles en HBO España. Dirigida por Pau Freixas (Pulseras rojas), Sé quien eres es un thriller muy bien llevado en el que Francesc Garrido interpreta a Juan Elías, un abogado que sufre un accidente de tráfico que le ha provocado amnesia. Lo que desata el drama es el hecho de que la policía haya encontrado en el coche sangre de su sobrina desaparecida.

El accidente divide a la familia. A un lado, Francesc y su mujer (Blanca Portillo). Al otro lado, los padres de su sobrina Ana. No todo el mundo se cree la pérdida de memoria del abogado. Sé quien eres gira entorno a ese secreto y todos los que le rodean que acaban implicados de una manera u otra. La amnesia de su protagonista se convierte en el centro neurálgico de la serie en la que misterio, tensión y juego de las apariencias se dan la mano.

‘El Ministerio del Tiempo’ (RTVE)

Es la serie española más aplaudida y comentada de los últimos tiempos. Tras los avatares sufridos para poder llegar al esperado estreno de la tercera temporada, esta se mostró al público tras una larga espera en junio con un capítulo de altos vuelos como fue Con el tiempo en los talones, un delicioso homenaje al cine en general y a Alfred Hitchcock en particular. El parón de verano no le hace ningún favor a la serie, como tampoco el hecho de que para verla hubiese que esperar a horas intempestivas y a que acabase el programa de Cárdenas. Quienes no estuvieron dispuestos a pagar ese peaje durante la emisión y aún tienen algún capítulo pendiente han de darse prisa porque solo estarán disponibles en la web de RTVE hasta el 5 de agosto –cosas del acuerdo con Netflix–.


Para esta tercera temporada El Ministerio del Tiempo contó con un aumento de presupuesto gracias a la entrada en juego de Netflix y perdió a uno de los miembros originales de la patrulla, Julián, tras la salida de Rodolfo Sancho. Aún así, la serie creada por los hermanos Olivares se mantiene en sus niveles de calidad y exigencia tanto para el equipo como para el espectador. Muchos invitados ilustres en los seis episodios emitidos y disponibles y un final de ‘midseason’, que llaman los americanos, para dejarse llevar por la emoción y soltar más de una lágrima.