Público
Público

Xiria Pop, el festival que rinde culto a la cara oculta del rock and roll

Javier Escovedo, líder de los californianos The Zeros, presenta su nuevo disco en solitario en la cita coruñesa, donde compartirá cartel con J. Teixi Band y Erik Voeks

Publicidad
Media: 0
Votos: 0


Foto: Roberto Rey (www.robertorey.es)

De Fuengirola a Fene hay trazada una ruta imaginaria del rock and roll. Cada tantos kilómetros, un hito señala hacia las fondas donde puede escucharse el mejor pop de ascendencia anglosajona. Tras la penúltima parada en el Felipop, hace un mes, la carretera conduce desde Ferrol hasta Carballo. Allí se celebra este fin de semana otro clásico del género, el Xiria Pop, que cierra la temporada de pequeños festivales consagrados al powerpop, a la psicodelia, al rhythm and blues, al beat y a la música de garaje.

Dos noches, ocho grupos, quince euros... Una fórmula low cost que este año, tras los ajustes presupuestarios de rigor, alcanza su decimosexta edición. El reclamo es Javier Escovedo, líder de los punk roqueros neoyorquinos The Zeros, rebautizados como los Ramones mexicanos. 'El concierto tiene un atractivo doble', explica Xavier Graña, presidente de la asociación cultural O Molete Psicopop. 'Es la primera vez que presenta en solitario sus canciones en España y, además, lo hace acompañado por una banda muy potente'. A saber: Andrew McKeag, guitarra de Presidents of the USA; Max Benson, bajista de Johnny Marr & The Healers; y Brian Young, batería de The Jesus and Mary Chain y Fountains of Wayne y ex The Posies. 'Y el propio Escovedo, claro, toda una leyenda'.

Hablamos de la cara B del rock, estrellas para una inmensa minoría, como los fans que pudieron ver en 2006 el encuentro sobre el escenario de Roy Loney y Chris Wilson, los dos cantantes de Flamin' Groovies. Aquel cartel incluía a la banda ourensana de culto Burgas Beat y a los gamberros madrileños Los Chicos, que desde entonces se convirtieron en unos habituales de la cita coruñesa, tanto sobre el palco como entre el gentío.

Aunque mañana (Jysus, Niño y Pistola) y el sábado (J. Teixi Band, Max Gamuza, The Government, The Down Down Downs), la ración patria es abundante, el Xiria Pop se ha caracterizado por servir una selección de rock and roll internacional. En ocasiones, viejos dinosaurios —escoltados por bandas de acompañamiento montadas ex profeso— que alternan sus nuevas canciones con el repertorio que los encumbró al frente de grupos míticos. Habitualmente, combos contemporáneos que aprovechan su paso por nuestro país para dejarse caer en este finisterre musical.

'Hemos traído a Johnny Casino & The Secrets [foto superior], Barrence Whitfield and The Savages, Cosmic Rough Riders, The Pirates, Bryan Estepa, Ben Vaughn... Y, por citar a alguien que recientemente ha dejado muy buen sabor de boca, John Paul Keith, totalmente entregado al público durante dos horas', recuerda el fundador del evento, responsable también de la programación mensual de la Sala Dublín, sede del Xiria Pop. La nómina foránea, más allá de Javier Escovedo, se completa este año con el australiano afincado en Kansas Erik Voeks, uno de los fichajes de última hora.

'Nos planteamos reducirlo a un día o traer a seis grupos en vez de ocho, pero al final hicimos números y hemos conservado su esencia', afirma Graña, quien ha editado discos de Wolrus, Quant y Cosecha Roja bajo el sello Quequeres y en colaboración con Rock Indiana. Grupos nacionales que, lógicamente, han pisado el escenario del Xiria Pop, donde persisten las huellas de Los Negativos, Cooper, Los Imposibles, Biscuit, Micky y Los Colosos del Ritmo, Big City o Las Ruedas, que resucitó de entre los muertos de la Movida para dar uno de sus contados conciertos en Carballo.

'Y pensar que empezamos con The Elephant Band y poco después contratamos a The Sunday Drivers cuando cobraban 75.000 pesetas', rememora el organizador de la velada, que nació hace tres lustros como una fiesta para recaudar fondos para la sección de balonmano de la Asociación Deportiva Xiria. Ahora, aficionados de toda Galicia, Asturias, Portugal y Madrid se dejan caer por este humilde festival cuando cae el mes de septiembre no sólo para escuchar a sus ídolos sino también para abrazar su sudor. Porque aquí la distancia que suele mediar entre el micrófono y la primera fila no existe. 

Xiria Pop. 20 y 21 de septiembre, Sala Dublín (Carballo, A Coruña). Día: 10 €. Abono: 15 €.

Javier Escovedo. 19 de septiembre, Sala Studio 27 (Burgos); 21, Kafe Antzokia (Bilbao).