Público
Público

"El que ha cambiado de postura es Laporta, no yo"

Jaume Ferrer. Candidato en las elecciones a la presidencia del Barcelona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Jaume Ferrer (Barcelona , 1963) aspira a presidir el Barcelona tras siete años en la junta de Laporta, que lo ha proclamado su legítimo heredero. Ha resistido en el club contra viento y marea, y trata de convencer al socio de que su estilo tiene poco que ver con el del actual dirigente.

¿Cómo valora las 3.935 firmas de apoyo que ha recibido?

Estoy satisfecho y agradecido, no ha sido fácil dar con los socios. Al final, lo logramos cuatro. Y me alegro también por Benedito.

¿Le inquieta que Marc Ingla haya tenido más apoyos que usted pese a haber sido el último en presentarse?

No. En parte, eso depende de los medios que pones y él hizo un envío de papeletas a todos los socios. Nuestro objetivo era pasar el corte con cierta holgura por las posibles duplicidades, pero sin hacer un gran gasto.

Representa a la candidatura continuista, pero ¿qué cambiará en el funcionamiento del club?

El presidente ya no será Joan Laporta sino Jaume Ferrer, con otra personalidad y otro estilo. Queremos mantener la misma gestión en el área deportiva: dejar las decisiones a los técnicos, como estos últimos años, y no ser intervencionistas. En lo económico, continuar con el crecimiento: conseguir más patrocinadores, que las televisiones nos den más audiencias y gestionar el patrimonio del club. Creemos que todo lo que funciona bien, más vale no tocarlo, no vaya a ser que lo estropeemos. En el área social, hay que hacer muchas mejoras, hacer la vida más cómoda al socio.

¿Qué no ha hecho bien Laporta estos años ? ¿Qué no repetiría?

No pienso en gestionar el club de forma diferente a nadie. No hay nada especial que diga esto no hay que hacerlo así. Haremos las cosas lo mejor que creamos, pero con mi estilo. El protagonismo tiene que ser de los jugadores y de los técnicos, no de la junta.

¿Laporta le ha hecho el trabajo sucio en esta precampaña?

Yo lo que quiero es que haya juego limpio, que todas las candidaturas expliquen quiénes son y qué quieren. Lo que haga Laporta, opine o crea del proceso electoral es cuestión suya.

En su presentación, el presidente tuvo mucho protagonismo ¿No cree que lo eclipsa?

Seguro que sí, pero es normal que el presidente del Barça, en un momento dado, te pueda eclipsar. Pero esta es mi candidatura.

¿El socio se cree este apoyo tardío de Laporta?

Creo que se dio de una forma natural, ni forzada ni obligada. Al dejar de ser candidato su amigo [Godall], buscó el proyecto que más aseguraba la continuidad del modelo y entendió que era el mío. Es él el que ha cambiado. Yo ya hacía tiempo que decía que quería continuar con este modelo, que no es sólo el de Laporta, porque yo también he estado ahí desde 2003: con las secciones, como tesorero, director general, vicepresidente de márketing y medios audiovisuales, vicepresidente de patrimonio... en todas las áreas. Me siento muy protagonista de lo bueno y lo malo. Y con experiencia para continuar con ello.

¿En qué se han equivocado?

Eso deben decirlo los socios o los medios. Llegamos con una crisis deportiva importantísima, la entidad en quiebra y ahora somos el club que más factura de Europa, con unos beneficios de más de 150 millones de euros. No estamos dejando al socio disfrutar de los más de 70 títulos ganados en los últimos siete años, sólo reparamos en qué nos hemos equivocado.

Los otros candidatos también reclaman para sí la continuidad, sobre todo en el terreno deportivo.

Lo entiendo, pero el único que ha creído desde el primer día hasta el último en este modelo he sido yo. Si le preguntan a Laporta, dirá que el continuista soy yo.

¿Le coló un gol al asegurar la continuidad de Joan Oliver en su proyecto?

No; un gol, no. Es el presidente y puede hablar de lo que quiera. Hay gente en el club que ha hecho un gran trabajo. Veremos en julio.

¿No le llama la atención que el candidato que ustedes dicen representa el modelo contrario haya tenido tantos apoyos?

En absoluto, porque Rosell lleva muchos años haciendo campaña. Desde que dejó el club, ha estado en primera línea mediática como alternativa a Joan Laporta. Mientras él ha estado preparando las elecciones, yo he estado trabajando para el Barça como miembro de la junta directiva y sin cobrar. Además, si alguien ha ido bajando en intención de voto estos últimos meses, ha sido él.

¿Qué le enorgullece más de su programa?

Somos un club referencia, el mejor del mundo, y queremos continuar así. No creo que haya otros candidatos que mantengan el modelo deportivo que tenemos ahora, algunos incluso reniegan de la inspiración, de la forma en que jugamos. Y, luego, hay un tema vital que asegura la viabilidad del club por muchos años: la recalificación del Miniestadi. Vender patrimonio para tener más patrimonio. Se ha hecho un proyecto que beneficia al Barça, pero también a la ciudad y al barrio. La zona de les Corts quedará reordenada. De aquí a 2016, el club tiene que alcanzar los 800 millones de euros en facturación.

¿Podría aliarse con otro candidato?

No. Aunque en la vida nunca puedes descartar nada. Además ellos también dicen que no lo harán.

¿Es viable el proyecto de Foster?

Foster es un arquitecto de reconocido prestigio internacional, que tiene mucha experiencia en estadios de fútbol . Cuando tengamos la recalificación del Miniestadi acabada y la licencia de obras, le pediremos que prepare un proyecto que mejore las condiciones del Camp Nou y que lo haga más competitivo a nivel de ingresos. ¿El coste? Entre 120-130 millones, asequible.

¿Veremos la imagen de Johan Cruyff votándole?

Me gustaría.

¿Qué pasará con Txiki?

Hace unos meses, decía que quería irse, ahora veo que existe un seria posibilidad de que continúe al menos un año. Confío en ello.

¿A qué se dedica Jaume Ferrer?

Tengo varias empresas de asesoría empresarial, consultoría, que trabajan en el Estado español y algunas también fuera de España.