Publicado: 25.11.2014 07:00 |Actualizado: 25.11.2014 07:00

La comilona que no cesa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sucede algo parecido en el atletismo o en el ciclismo. Los competidores se relevan para aguantar el ritmo y llegar a un final en el que uno de ellos dará la estocada. En la carrera futbolística, Messi y Cristiano están a un nivel tan por encima del resto de compañeros que sólo pelean el uno con el otro y consigo mismos. Luchan semana sí semana también por superarse el uno al otro e incluso hay épocas que se puedan asemejar más a los mamporros que se reparten a veces los ciclistas en las rondas, como sucedió en la última Vuelta a España. Seguramente, no serían lo mismo sin su antagonista. No se habrían obligado de la misma manera a superarse cada jornada. Lo demuestra el portugués, condenado al segundo lugar durante los mejores años del Barcelona y del argentino. Es el luso quien ahora sonríe; es su época y su mejor momento. Pocos discuten que en la actualidad es el mejor. De la misma manera que muchos confían en que el mejor Leo es imbatible, ya sea por Cristiano o por cualquier otro.

Su lucha ha engrandecido la historia del fútbol, batiendo y elevando marcas que durante décadas parecieron inamovibles. Si durante años los entendidos se preguntaron quién superaría los récords de Telmo Zarra, de Raúl González o de Gerd Müller, seguramente en los próximos lustros muchos se acordarán de este presente en el que Messi y Cristiano han disparado contra todo lo que se movía, devorando prácticamente todos los récords existentes. Suyo es el presente, pero también el futuro, pues se antoja complicado que se dé todo lo necesario para que los registros que estos días establecen salten por los aires en un futuro a medio plazo. "Tardarán más o menos, pero no cabe duda de que vendrán otros y lo batirán", opinaba en Público el mítico y sabio Quini.

La semana futbolística que comenzó el sábado se antoja de Guiness. Rompía ese día el delantero del Barça la plusmarca goleadora de Zarra en Liga con un 'hat-trick' al alcanzar 253 tantos, por los 251 del sensacional jugador del Athletic. Hoy mismo, el astro argentino puede arrasar con el récord de Raúl en la Liga de Campeones. Igualó en la última jornada los 71 goles del madridista y si sólo perforara una vez la red del APOEL se alzaría como máximo anotador de la historia de la competición. Por si falla, aguarda el portugués con su fusil a punto, a dos tantos de superar también la increíble cifra del mítico '7' madridista. Podría lograrlo el miércoles ante el Basilea suizo.

Parece que habrá de pasar mucho tiempo que vuelvan a coincidir en el tiempo y en el mismo país dos astros tan importantes y encajen de manera tan singular en sus equipos. Messi es, sin duda, el rey de los récords. Ya muy pocos se le resisten. Aparte de los mencionados, es el máximo goleador en una sola temporada (con 73 en la campaña 2011-12, por los 60 del de Madeira en la misma campaña), así como el que más ha marcado en un año natural (96 realizó en 2012, batiendo el resgistro de cuatro décadas del alemán Müller; 69 en 2013 es el mejor registro del luso). Ostenta también el récord de tantos en una Liga (50 en la 2011-12) o el de más jornadas ligueras consecutivas anotando (33 en 21 fechas, en la 2012-13), amén de muchos otros. Además, es el único futbolista de la historia que ha logrado cuatro Balones de Oro, todos de manera consecutiva (de 2009 a 2012).

Precisamente, el de Madeira espera alzarse esta campaña con su tercer esférico dorado, igualando a los históricos Cruyff, Van Basten y Platini. Supera el luso a Messi en 'hat-tricks' en Liga (22 por los 20 del argentino), pese a que el rosarino le gana en este aspecto si se tienen en cuenta todas las competiciones (27 por 26). También ha firmado el mejor arranque goleador de la historia de la Liga (20 tantos en 11 jornadas), aunque Leo fue el primero que anotó en una vuelta entera (30 goles de la jornada 11 a la 29, en la 2012-13). Es, asimismo, el futbolista que más veces ha perforado la red en una temporada de la Champions (17, por los 14 del argentino).

La gran ventaja de Messi es su edad. Aunque Cristiano a sus 30 años tiene un físico espectacular, el argentino tiene todavía 27. En la que debería ser la madurez de su carrera, el rosarino tiene por delante un horizonte desierto sin apenas nada ni nadie a quien alcanzar. Un par de cifras y de trofeos con la selección argentina -su espina clavada- se le resisten. Está a once tantos de los 56 de Batistuta con la albiceleste y a tres de igualar los seis trofeos Pichichi de Zarra. Ronaldo posee un Pichichi menos pero sí lidera la tabla de anotadores de la selección portuguesa, con 42 tantos. Cuando Messi y Cristiano echen la vista atrás dentro de una década...

-Máximo goleador en Liga: 253 tantos

-Máximo goleador en una sola temporada: 73 tantos en la campaña 2011-12

-Máximo goleador en un año natural: 96 tantos en 2012

-Goles en una Liga: 50

-Jornadas ligueras consecutivas anotando: 33 tantos en 21 fechas, en la 2012-13

-Balones de Oro: 4

-Mejor arranque goleador de la historia de la Liga: 20 tantos en 11 jornadas

-'Hat-tricks' en Liga: 22

-Máximo goleador en una temporada de la Champions: 17 tantos