Público
Público

Cristiano honra San Mamés

Lección del portugués en el feudo bilbaíno. Un gol de falta directa, otro de cabeza y una asistencia revientan al Athletic (0-3)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Era el último Athletic-Real Madrid que el vetusto y genuino San Mamés contemplaba. Y Cristiano Ronaldo inscribió su nombre para la historia firmando una nueva lección de pegada.  Su maestría y su escaso feeling con la afición bilbaína le acarrearon numerosos pitos durante todo el partido, a lo que reaccionó con un nuevo doblete que mantiene al Real Madrid como segundo de la Liga.

Pese a que los hombres de Bielsa disfrutaron, quizás, de los mejores minutos que se les ha visto en la presente temporada, no pudieron evitar encajar el tercer 0-3 consecutivo en este enfrentamiento en los últimos años.

El Real Madrid, mucho más pendiente de su semifinal de Champions ante el Borussia de Dortmund, tampoco ofreció un fútbol de altos quilates pero tiene la tranquilidad de contar en sus filas con un jugador superlativo, al que poco le importa la trascendencia de cada choque. Para Cristiano, todo partido es una oportunidad para agrandarse. Para demostrar un repertorio de habilidades que le convierten en un auténtico devorador. Este domingo dejó muestras de dos de sus especializadas. Nada más comenzar el encuentro mandó un balón a la misma escuadra de falta directa y mediada la segunda parte ejecutó un cabezazo impecable.

Con todo lo que tiene en su plantilla, el Madrid ha superado más claramente en el marcador que sobre el terreno de juego a un rival muy diezmado para fortalecer la segunda plaza de la tabla ante el acoso del Atlético de Madrid y mantener al menos en cierta tensión en el liderato al FC Barcelona, del que sigue a 13 puntos.

El Athletic ha hecho unos de su mejores partidos de la temporada, pero eso solo le ha dado para apurar por momentos a un rival muy cómodo con un primer gol al minuto del choque. Aunque su situación no es para alarmarse en exceso, al conjunto rojiblanco se le ha acercado a 8 puntos los puestos de descenso que ahora marca el Zaragoza y bien hará en intentar certificar la permanencia la próxima jornada en Riazor para evitar problemas posteriores.

Un gol de Ronaldo a los 70 segundos de juego, un precioso golpe franco directo a la escuadra del jugador portugués, puso rápido el partido de cara para el Real Madrid, que pareció tener todo dominado y con cierta comodidad. El disparo fue perfecto por encima de una barrera, eso sí, de escasa envergadura.

Pero con el paso de los minutos, el Athletic se fue serenando y mediado el ecuador del primer tiempo empezó a percutir sobre la defensa blanca. A la que superó Susaeta en una internada por la banda derecha llegando desde atrás en el minuto 20, que finalizó con un tiro cruzado, abajo, buscando el palo largo. Diego López le dio buena réplica mandando el balón a córner.

Un disparo de Modric en el minuto 35 dio paso a un tramo final del primer tiempo a ritmo vertiginoso y con detalles técnicos de consideración. Varios de Herrera, barroco pero exquisito, y algunos más de Di María, Xabi Alonso, Cristiano, Marcelo y Muniain. En esa dinámica, un par de caídas seguidas de Susaeta en el área, en el minuto 39 encresparon al público de San Mamés, muy crítico con el arbitraje. Sobre todo después de que señalase falta en una disputa entre Albiol y Llorente tras la que se quedó solo entrando al área al filo del descanso.

Antes, Di María remató al larguero la segunda gran ocasión del Madrid en el 42, una escapada por la banda del argentino hasta quedarse solo ante Iraizoz. Dos minutos más tarde, Herrera buscó desde la frontal el palo izquierdo de la meta blanca. Pero Diego López, espléndido, por segunda vez se interpuso en sus intenciones.

La segunda parte empezó trabada, con Ronaldo metido en diatribas, San Mamés afeándole la conducta y el árbitro dándole explicaciones. Empezaron a caer las tarjetas mientras el Athletic no quería cejar en el empeño de empatar y el Madrid que el choque fuese dándole la oportunidad de cerrarlo.

Y la primera se la dio en el minuto 54, en el que Iraizoz detuvo dos disparos seguidos de Marcelo y Benzema, el segundo, a rechace del propio portero navarro, mucho más peligroso. No parecía una jugada para tanto una falta lejana que sacó al área Xabi Alonso en el 78, pero un gran salto de Ronaldo superando a Ramalho acabó en el 0-2.

Y ocho minutos después, el Madrid dio la puntilla. Higuaín recibió solo por la derecha ya en el área, un defensa le habilitó en el otro lado y el argentino definió con un disparo cruzado con Iraizoz muy metido bajo palos. Un par de escaramuzas madridistas más cerca del área local, de Callejón, y la insistencia de un Athletic ya más desordenado han cerrado el que es uno de los clásicos por antonomasia del fútbol español, un Athletic-Real Madrid en el viejo San Mamés.

Athletic Club de Bilbao: Iraizoz; Ramalho (Iraola, min.69), Ekiza, San José, Aurtenetxe; Iturraspe, Muniain (Morán, min.80), Herrera; Susaeta, Llorente e Ibai Gómez (Toquero, min.69).

Real Madrid: Diego López; Sergio Ramos, Albiol, Pepe, Marcelo; Khedira, Xabi Alonso; Di María (Callejón, min.60), Modric, Cristiano Ronaldo (Morata, min.79); y Benzema (Higuaín, min.70).

Goles: 0-1, mi.2: Cristiano Ronaldo. 0-2, min.68: Cristiano Ronaldo. 0-3, min.76: Higuaín.

Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes (Comité Cántabro). Mostró tarjeta amarilla a los locales Muniain, Iturraspe, Toquero, y a los visitantes Modric, Xabi Alonso.

Estadio: Partido correspondiente a la trigésimo primera jornada de la Liga BBVA, disputado hoy en un San Mamés casi lleno con unos 39.000 espectadores en las gradas.