Público
Público

Cristiano Ronaldo, acusado de evadir impuestos mediante un paraíso fiscal

El futbolista habría utilizado empresas fantasma para librarse de tributar algo más de 63 millones de euros desde su llegada al Real Madrid, según una investigación periodística.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Cristiano Ronaldo durante uno los últimos partidos con el Real Madrid. - REUTERS

MADRID.- El jugador portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo habría eludido una gran cantidad de impuestos en varias empresas ubicadas en las Islas Vírgenes Británicas, un paraíso fiscal en el Caribe, según ha revelado este viernes la red de medios de comunicación European Investigative Collaborations (EIC), que explica que el futbolista permanece investigado por Hacienda por los ejercicios de 2011 a 2013.

El internacional luso habría defraudado grandes cantidades de dinero desde principios de 2009, cuando fichó por el Real Madrid, en compañías que operaban a través de testaferros profesionales, sociedades sin actividad o empresas 'fantasma', tal y como reflejan los documentos de Football Leaks conseguidos por la revista alemana Der Spiegel.

Una de esas compañías es Tollin Associates, empresa afincada en la ciudad de Road Town, que habría protegido 74.8 millones de euros provenientes de ingresos publicitarios desde su llegada al conjunto blanco hasta el pasado año. En 2015, dos nuevas empresas llamadas Adifore Finance y Arnel Services adquirieron sus derechos hasta 2020 por 75 millones de euros.

Además, según explica el diario El Mundo ─miembro de la red EIC─, la operación se realizó a través de Mint Capital, una compañía relacionada con el empresario Peter Lim y cuyos beneficios acabarían en una cuenta suiza propiedad de Cristiano Ronaldo, que generó casi 150 millones de euros en conceptos de publicidad, de los cuales sólo habría pagado al fisco español un 4% del total. Esta estrategia habría librado a Cristiano Ronaldo de tributar algo más de 63 millones de euros antes de que vendiese sus derechos el año pasado con motivo de las inspecciones de Hacienda, que alertaron a su representante.

Los clientes del representante de futbolistas Jorge Mendes comenzaron a ser estudiados al ver las regularizaciones de estatus en algunas de sus situaciones económicas. De hecho, en las investigaciones también aparecen nombres como el del entrenador José Mourinho o el delantero colombiano Radamel Falcao, todos representados por Mendes. El dinero viajaba a Irlanda, en lo que se considera otro paraíso fiscal, se gestionaba en el paraíso de las Islas Vírgenes y acababa en cuentas de Suiza, añade El Mundo dentro de su investigación, en la que han trabajado 60 periodistas de 12 medios europeos durante más de siete meses.

La información, que también afecta otros jugadores como el alemán Mesut Özil, procede de una filtración de 1,9 terabytes. Los documentos fueron proporcionados a los medios por la plataforma Football Leaks que surgió en Portugal y tiene como propósito encontrar documentos para denunciar la corrupción en el fútbol. Según la investigación, los documentos muestran que numerosas estrellas del fútbol internacional "se esfuerzan mucho ocultar sus ingresos al fisco" y pone como ejemplos concretos los casos de Ronaldo y Özil.

Con respecto al centrocampista alemán, que también jugó en el Real Madrid y ahora milita en el Arsenal inglés, Der Spiegel sostiene que, después de una inspección de la Agencia Tributaria, que revisó sus declaraciones de 2011 a 2013 (cuando jugaba en el club madrileño), tuvo que pagar 2,8 millones de euros adicionales en impuestos.

Gestifute, la empresa de Mendes, afirmó este jueves que Cristiano Ronaldo está "al corriente de sus obligaciones fiscales con la Agencia Tributaria española" y "jamás" ha estado implicado "en un proceso judicial relativo a la comisión de un delito fiscal".

Durante las próximas semanas Der Spiegel y los otros miembros de EIC han indicado que seguirán publicando otras denuncias sobre el fútbol profesional. En la red EIC participan junto a la revista alemana y El Mundo, el austríaco Der Falter, el belga Le Soir, el danés Politiken, el italiano L'Espresso, el francés Mediapart, Newsweek Serbia y el rumano RCIJ The Black See.