Público
Público

Cristiano se triplica

El portugués, con sus dos goles, es el Pichichi, el mejor pasador y el mayor rematador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cristiano parece que está en su karma. Tanto que es capaz de protagonizar contradicciones que agrandan su dimensión como jugador. Con el centro que le dio a Higuaín en el primer gol se convirtió en el mejor asistente del campeonato con cinco pases de gol. Él, individualista por definición porque nació extremo. Él, al que no le llenan por completo los partidos cuando no es el que los protagoniza, lidera la tabla de pasadores. Igual que la de los goleadores, cinco, junto a Nilmar. También es el jugador del campeonato que más remata a puerta. No hubo suerte ofensiva que no intentara ayer el portugués. Dribló, le dio dos asistencias a Higuaín, chutó siempre que pudo y marcó dos goles.

Esa versión de delantero total de Cristiano no la pudo soportar el Málaga, que se derritió en el intercambio de golpes de los primeros 20 minutos. Fue Quincy el que le hizo torcer el gesto a Mourinho con su velocidad y su desborde. Se le detectó que está en fase escaparate. Está en ese cruce de caminos en el que o tira hacia arriba o se queda estancado. Se le vio fresco de piernas al holandés, lo que indica la preocupación por cuidarse que antes no tuvo. Como regateador que es, Quincy pidió el balón y midió a Arbeloa y a Pepe de seguido. Cuando se acabó su fuelle, se acabó el Málaga.

El luso está en su karma y eso se traduce en un delantero total

El Madrid empezó a adueñarse del partido por intimidación individual. Primero fue un disparo raso de Higuaín al palo. Luego, un zapatazo de Khedira al larguero que dejó cimbreando la portería de Galatto.

Fue extraño el partido del Madrid en cuanto a algunos referentes individuales y colectivos. Xabi Alonso intervenía poco y la presión sobre el Málaga no era muy agresiva. Tampoco había muchas noticias de Di María, que había cogido peso en los últimos partidos como elaborador de juego por los costados. El Madrid jugó su ataque a tres bazas. Cristiano, Özil e

Higuaín. Que Cristiano esté en su karma se traduce en que queda inmune a provocaciones o silbidos. Centrado, es capaz de ofrecer esas exhibiciones en las queda nada por hacer. Antes de colaborar a abrir el partido con el centro pasado a Higuaín, enseñó un taconazo y un baile de esos de la escondo, la quito la escondo. Higuaín lo cruzó bien con el interior y poco ángulo.

Özil debió llenar a Mourinho: robó un balón y fabricó el segundo tanto

Luego apareció Özil, que también había avisado en un regate a Gámez que está fino y rápido de cintura. La jugada del segundo gol debió llenar a Mourinho: un talentoso robando. Özil quitó un balón y condujo una contra que le regaló a Cristiano. También sacó Özil el penalti. Con 0-3 a los 50 minutos, el Madrid vivió cómodo. Siguió sin necesitar de Xabi o de Di María, que dejó su puesto a Pedro León. Acortó distancias Kris, pero Cristiano volvió a sacar una de sus tres caras e hizo una pared con Higuaín para que este finiquitara.

1- Málaga: Galatto; Jesús Gámez, Kris, Weligton, Mtiliga; Fernando (Sandro, m. 67), Juanito, Apoño (Portillo, m. 77); Edu Ramos (Luque, m. 46), Rondón y Quincy.

4 - Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Pepe, Carvalho, Marcelo; Xabi Alonso, Khedira; Di María (Pedro León, m. 68), Özil (Canales, m. 80), Cristiano; e Higuaín (Benzema, m. 72).

Goles: 0-1. M. 31. Centro pasado desde la izquierda de Cristiano que Higuaín cruza con el interior de su bota derecha 0-2. M. 45. Özil roba un balón, sienta a un defensa del Málaga y cede a Cristiano para que marque a placer. 0-3. M. 50. Cristiano, de penalti, cometido sobre Özil. 1-3. M. 54. Kris, empuja en el segundo palo un córner. 1-4. M. 64. Higuaín, por bajo, tras pared con Cristiano.

Árbitro: Undiano. Mostró tarjeta amarilla a Khedira, Edu Ramos, Gámez, Canales, Fernando y Arbeloa.

La Rosaleda: 28.000 espectadores.