Público
Público

El día en que Vettel soñó con ser piloto de Ferrari

Ante la marea roja que cubría la línea de meta a sus pies, el alemán no pudo contener la emoción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alucinado por la marea roja que cubría la línea de meta a sus pies, Vettel no pudo contener la emoción. Subido en lo más alto del podio de Monza, sabiéndose virtual bicampeón mundial, las lágrimas se asomaron a su rostro juvenil y, en lugar de alzar su famoso dedo al cielo, tuvo que usar la mano derecha entera para intentar contener la emoción. 'Cuando te pones de pie en este podio te sientes bendecido, no es algo que consiga mucha gente', confesó.

'Es increíble ganar en esta pista. Este es un circuito muy importante para mí, porque aquí logré mi primera victoria. Subir al podio aquí es algo muy emocionante, por la cantidad de gente que hay. Sólo puede mejorar esta sensación ganar aquí de rojo (como piloto de Ferrari en su carrera local), supongo', añadió el alemán.

'Cuando te pones de pie en este podio te sientes bendecido', asegura el alemán

En cuanto a la carrera en sí, el líder del Mundial recordó que 'la salida no fue tan buena, Fernando me adelantó de repente y yo no sabía ni por donde venía. Me mantuve en segundo lugar y luego, tras la reanudación, tuve la oportunidad de pasar a Alonso. Él no me dejó mucho espacio en el adelantamiento, pasé muy justo'.

La atmósfera especial de Monza fue la que alegró la tarde a Alonso. Muy apagado desde el final de la carrera, los gritos de los miles de aficionados le hicieron sonreír e incluso saludó dando las gracias a todos los presentes, a quienes acabó regalando la gorra. 'Quedan seis carreras y es imposible ganar el Mundial, aunque matemáticamente aún no lo tenga ganado Vettel. Nosotros no estamos ya en esa lucha, así que lo que queda intentaremos divertirnos, luchar por victorias e intentar acabar segundos en el campeonato. Es mejor acabar segundos que quintos', analizó.

'Creo que ahora soy segundo en la general, así que voy a intentar mantener ese puesto prosiguió el español. De los seis circuitos que quedan, el que mejor nos debería ir es el de Singapur (donde se disputará el siguiente GP). Es similar a Mónaco y en Mónaco fuimos segundos. Ahora el coche va mejor, así que lucharemos por ganar allí'.

'Intentaré ser subcampeón, es mejor que ser quinto', dice Alonso

'Hemos vivido grandes emociones aquí durante todo el fin de semana, que ha sido muy largo y en el que hemos tenido que hacer mucho trabajo', opinó el de Oviedo, que explicó que en la salida arriesgó porque considera que no tienen 'nada que perder en las batallas con Vettel'.

Alonso también comentó el acoso de Hamilton durante las últimas vueltas: 'Si la carrera hubiera durado dos o tres vueltas más es posible que hubiéramos perdido el podio. En las batallas que mantuvo con Schumacher perdió un tiempo muy importante'.