Público
Público
EliteSport

Entrevista | Javier Fernández Javier Fernández: Misión Imposible 5

Javier Fernández consigue su 5º título de campeón de Europa y luchará por el tercero mundial en una disciplina, el patinaje artístico, que en España apenas cuenta con 500 licencias y muy poquitas instalaciones.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Javier Fernández hace un gesto con la mano abierta en señal de sus 5 títulos europeos.

Como si de un Tom Cruise se tratara, Javier Fernández ha hecho posible lo que todos hubiéramos tildado de absolutamente imposible tan sólo unos años tras. No ha tenido que saltar de un rascacielos, ni salir indemne de una explosión; tampoco ha tenido que esquivar las balas en medio de un tiroteo, ni sortear coches a más de 200 kilómetros/hora. Pero quizá lo que ha hecho este joven madrileño es aún más complicado. Se acaba de proclamar por quinta vez consecutiva campeón de Europa de patinaje artístico y en breve luchará por revalidar y conquistar su tercer entorchado mundial. Y todo ello en una modalidad prácticamente desconocida en nuestro país, que cuenta con muy pocas licencias (apenas unas 500), sin prácticamente instalaciones donde poder entrenar y escasas ayudas económicas.

“Si lo miras desde la frialdad de los números, sí puede parecer un milagro lo de salir campeón del mundo y de Europa”, nos comenta en esta entrevista concedida a Revista Elite Sport. Pero Javier es un tipo que no se arruga, echado para adelante, capaz de ir hasta el final con tal de alcanzar sus sueños. “Si tienes talento y ganas de llegar, nada es imposible”. Ése es el lema que ha acompañado siempre a quien hoy es agasajado en el mundo entero gracias a su perfección en una disciplina tan plástica y estética como el patinaje. Y es que quizá aquí aún no seamos conscientes de la repercusión mediática que nuestro campeón tiene fuera de nuestras fronteras, concretamente en países como Japón, Canadá o Estados Unidos, donde es un auténtico ídolo de masas.

En Japón, Canadá o Estados Unidos, Javier Fernández es un auténtico ídolo de masas

Y las gracias por tener un campeón de este nivel debemos dárselas a su hermana. Por su ‘culpa’, Javier se enroló en el mundo del patinaje, como él mismo nos cuenta: “Fue ella la que empezó, y yo simplemente iba a acompañarla. Al verla patinar y ver también al resto de los compañeros que estaban con ella en clase, me animé”. Aquel niño fue progresando a pasos agigantados, y aquel talento innato alojado en ese cuerpecillo acorde a su edad no pasó desapercibido. Apareció entonces una de las personas más influyentes de su vida: Nikolái Morózov.

El expatinador ruso “fue la primera persona que confió en mí y me brindo la oportunidad de ir a Estados Unidos para entrenar con su equipo”. Las palabras de Morózov fueron claras: “Creo que tienes talento y no lo estas aprovechando. Quiero que te vengas conmigo”. Le faltó tiempo a Javier para coger la maleta y emprender su particular sueño americano. Visto ahora desde la distancia, el actual campeón europeo y mundial tiene claro que “me enseñó muchísimo durante los 2 años que estuve con él y es uno de los culpables de que yo sea quien soy a día de hoy”.

Poco después el que apareció en su vida fue Brian Orser. Canadiense, medallista olímpico y campeón mundial, su método de trabajo es considerado el mejor del planeta. “Con él di otro estirón, subí un escalón mi nivel, y es probablemente la decisión más importante que he tomado a nivel profesional. El equipo de Brian y él tienen una manera de entrenar que se ha notado en mi patinaje y en mis resultados”, afirma. Y si hacemos caso, como él mismo dice, a la frialdad de los números, estos no fallan. Desde que Orser dirige su carrera, Javier lo ha ganado prácticamente todo (sólo hay que sacarse la espina en unos Juegos Olímpicos).

Mucho sacrificio

Pero no es oro todo lo que reluce. Sí, Javier Fernández vive ahora en la gloria más absoluta, pero aunque pueda parecer mentira… ¡hasta hace dos años no ha sido independiente en lo económico! Y eso no le pasó a Tom Cruise. Los padres del pentacampeón han tenido que seguir ayudando para subvencionarle entrenamientos, estancias, viajes… “Mis padres han sacrificado muchas cosas por mí, y les tengo que estar eternamente agradecido. Vengo de una familia humilde, mi padre ha tenido que trabajar muchas horas extra y mi madre tuvo que volver a trabajar para que yo consiguiera mi sueño. Hubo momentos muy chungos”, reconoce emocionado a este medio.

“Mis padres han sacrificado muchas cosas por mí y les tengo que estar eternamente agradecido. Vengo de una familia humilde"

Quizá por eso entiende perfectamente a esa gente que se queda en el camino y decide abandonar. Unos por dinero, otros por desgaste psicológico… Y es que el deporte de élite no es sólo llenar las portadas de los periódicos y protagonizar minutos de radio y televisión. “Hay mucho sacrificio detrás de todos estos éxitos, muchos momentos de dolor y de sufrimiento que hay que ser capaz de aguantarlos”, relata un Javier Fernández que desde bien pequeño sabe lo que es vivir alejado de los suyos, a miles de kilómetros de distancia.

Estados Unidos, Canadá, viajando siempre de un lado para otro… “Llega un momento que te acostumbras a estar solo, pero eso no quiere decir que no eches de menos tu país, a tu familia o a tus amigos. Creo que es la manera más radical de crecer y hacerte mayor”. Ahora bien, siempre que puede, como hizo estas pasadas Navidades, escapadita a Madrid para estar y disfrutar con los suyos. Y es que se trata de un tipo familiar, entrañable, que sabe disfrutar de los grandes momentos junto a su gente.

El patinador español Javier Fernández ganó por quinta vez el Campeonato Europeo de Patinaje Artístico. REUTERS/David W Cerny

Un embajador del Real Madrid

Otra de las cosas con las que disfruta nuestro pionero es con el fútbol y su Real Madrid. Se le ilumina la cara cada vez que le hablas de su “equipo de toda la vida” y le recuerdas el homenaje que le brindó el estadio Santiago Bernabéu tras la conquista de su último Mundial. Para él “es una gran pasión desde siempre. Además, ahora como deportista de élite, he tenido la oportunidad de compartir cosas con los jugadores y los directivos, y eso para mí ha sido increíble”.

"El Real Madrid ha sido una de mis pasiones desde niño"

Hasta se atreve con un análisis futbolero, prueba evidente de que vive el deporte rey con esa desmedida pasión que relata. “Esta temporada les veo bien, muy fuertes. Creo que el club ha encontrado en Zidane a un entrenador que conecta muy bien con los jugadores, y eso creo que es muy importante. Esa buena relación que transmite hace que las cosas fluyan y se consigan grandes resultados. Y claro está, con una plantilla en la que hay muchísimo talento”. Con lo que ya no se atreve es con un pronóstico de títulos; eso ya queda para los analistas, aunque él sueña con un doblete de Liga y Champions.

Antes de que se diriman los títulos futboleros, tendremos otra gran cita, la del 29 de marzo en Helsinki. Allí Javier Fernández luchará por volver a ser campeón del mundo, algo que su equipo del alma ya ha logrado esta temporada. Pero a buen seguro que para nuestro patinador será francamente más complicado. ¿El más difícil todavía? Estando él de por medio, cualquier cosa es posible. Nuestro particular Tom Cruise se lanza a una nueva misión. Entre axel, toe, loop y cuádruple salchow estará la batalla con el otro gran candidato, el japonés Yuzuru Hanyu. Ejercicios que no están al alcance de la gran estrella de Hollywood, pero sí de nuestro gran campeón, para el que no hay misiones imposibles.

Revista Elite Sport para PC

Descarga la app en Google Play

Descarga la app en Apple Store