Público
Público

El extremo que plantó a the Special One'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 

En plena efervescencia de Joaquín en 2005, Mourinho, por entonces entrenador del Chelsea, se quedó prendado de su dribbling, de su velocidad y de sus roscas. El extremo andaluz le encajaba a la perfección en la construcción de ese Chelsea meteórico en ataque. Después de varias conversaciones, Mourinho se desplazó a Sevilla para cerrar el acuerdo. Todo estaba hablado: 30 millones de euros, que el Betis nunca vio porque Joaquín no se presentó a la cita con el portugués en un hotel de Sevilla. Los intereses que tenía Lopera en el traspaso, que la negociación se hubiera hecho a espaldas del jugador, e incluso el interés del Madrid, se esgrimieron como algunos de los motivos del plantón a Mou.

Joaquín continuó en el Betis un año más después de decirle no al Chelsea y antes de marcharse al Valencia. Con esta cumple su quinta temporada en Mestalla. En las cuatro primeras apenas hubo señales del que fue considerado uno de los mejores extremos de Europa. Firmó partidos sueltos y dejó algunos detalles, pero incluso llegó a especularse con su marcha por bajo rendimiento. En este quinto año como valencianista, parece que el mejor Joaquín ha vuelto. Está entre los diez mejores regateadores del campeonato, es noveno con 26 intentos con éxito, y es el mejor asistente de su equipo (14). 'Ahora vuelve a sentirse importante. Las circunstancias por las que ha atravesado el club no le han ayudado. La etapa de Koeman le hizo mucho daño porque perdió el tren de la selección. Había estado en casi todos los partidos de clasificación para la Eurocopa de 2008 y su suplencia con Koeman le perjudicó. Le costó recuperarse, advierte su representante Eduardo Espejo.

Con la marcha de Silva y de Villa, a Joaquín se le aclaró el panorama. Emery necesitaba jugadores de peso y le tendió una mano al filigranero del Puerto. Compite directamente con Pablo por el puesto y hasta ahora ha salido ganador Joaquín, que ha disputado nueve partidos, ocho como titular. 'Ahora tiene confianza y juega los partidos enteros. Antes siempre le cambiaban y él necesita seguridad. Es un jugador que acaba mejor los partidos que los empieza. En los últimos minutos, su punta de velocidad es decisiva', apunta Espejo. Mané, el lateral del Getafe, puede dar fe porque lo comprobó hace un par de jornadas. En el tramo final del partido, Joaquín le superó en una carrera desde su propia área hasta la del Getafe. El andaluz hizo una conducción meteórica que Mané no pudo aguantar en el último acelerón.

El Valencia pagó 25 millo-nes de euros por Joaquín, una cantidad que fue una cruz para el jugador en sus inicios, según Espejo: 'No es fácil correrla banda con 25 millones de euros a la espalda, pero eso ya lo superó. Él tiene personalidad, como se vio cuando decidió tirar el penalti que falló en el Mundial de Corea. Había gente más experta. Ahora, con 29 años, está en la mejor edad. Su calidad le hecho volver'.