Publicado: 24.04.2015 22:47 |Actualizado: 24.04.2015 22:47

Ferrer se acerca a la final de 'su' Godó

El alicantino despacha a Kohlschreiber y se verá en semifinales con el también español Pablo Andújar. Nishikori se medirá al eslovaco Martin Klizan en la otra eliminatoria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Ferrer celebra su victoria. EFE/Toni Albir

Ferrer celebra su victoria. EFE/Toni Albir

BARCELONA.- El tenista español David Ferrer, actual número 8 del ranking ATP, ha ganado este viernes al alemán Philipp Kohlschreiber (6-3 y 7-6) en los cuartos de final del Barcelona Open Banc Sabadell-63º Trofeo Conde de Godó en un partido completo en el que pese a no tener a su mejor tenis de su lado supo sufrir para acabar con un combativo rival, en el decimotercer encuentro entre ambos en sus carreras, y se mete en semifinales de 'su' Godó.

Ferrer precisó de 1:44 minutos para sellar su pase a 'semis', con una segunda manga que duró más de una hora que fue clave pues el alicantino no pudo nunca coger ventaja ni imponer su juego. En el 'tie break' sí lideró al lograr tres 'min breaks' y, a la tercera bola de partido que tuvo, logró romperle el servicio al alemán y levantar los brazos al cielo de la Pista Central del RCT Barcelona-1899.

Y es que más que un billete a una semifinal de un torneo ATP 500 es seguir teniendo vía libre para ganar por fin su primer Godó. A nadie escapa que 'Ferru', muy querido en Barcelona, tiene cuentas pendientes con un torneo que ha dejado escapar cuatro veces en una final, siempre contra Rafa Nadal, y otras dos en semifinales. Este año, con la eliminación de Nadal en los octavos de final, que iba por su cuadro, tiene vía libre.

Primero deberá superar en las semis en un duelo fratricida a Pablo Andújar, que eliminó en su cuarto de final a Fabio Fognini, el verdugo de Nadal. Así, Ferrer no lo tiene ganado, pero este triunfo ante Kohlschreiber le dará a buen seguro moral y confianza para luchar por sumar una final más en Barcelona, por lo menos. Y, además, tuvo buenos momentos de buen juego.

En el primer set Ferrer empezó a tomar ventaja en el cuarto juego, rompiendo el servicio del alemán. Pese a que Kohlschreiber le devolvió la jugada en el séptimo juego, Ferrer estuvo atento para romperle en blanco el saque y después cerrar la manga con un 6-3 que le daba ya medio pase a semifinales.

Más costó el segundo set, pues Kohlschreiber, número 25 del mundo y que hizo semifinales en 2013 y también cuartos el año pasado en Barcelona, vendió cara su piel. Se rompieron el servicio hasta seis veces, de forma consecutiva, en los primeros siete juegos. Empezó manteniéndolo Kohlschreiber y a partir de ahí se lo fueron rompiendo, hasta que Ferrer puso punto y final a esa ruleta y cerró el duelo en el 'tie break'.



Ahora, Ferrer se medirá a Andújar en las 'semis'. El de Cuenca, a sus 29 años, ha firmado ya de largo su mejor actuación en Barcelona al superar los octavos de final de 2007, cuando cayó ante el argentino Guillermo Cañas. Este viernes, en una hora y cinco minutos de partido, ganó por la vía rápida a Fognini (6-1 y 6-3), cuyo juego distó mucho del que puso en liza para eliminar a Nadal.

La irregularidad de Fognini le jugó una mala pasada al de Sanremo y lo aprovechó Andújar para confirmar su condición de jugador revelación del torneo. Actual número 66 del ranking, el español se medirá por cuarta vez a Ferrer y buscará su primera victoria. De momento, el de Jávea lleva tres triunfos y sin ceder un solo set.

Por otro lado, el vigente campeón, el japonés Kei Nishikori, se medirá al eslovaco Martin Klizan en la otra semifinal y lucharán por el primer puesto en la final. Nishikori, que cedió su primer set en lo que va de torneo, sufrió para ganar al español Roberto Bautista (6-2, 3-6 y 6-1) si bien en la última manga no dio tregua al castellonense.

Bautista jugó un buen partido y en el segundo set desquebrajó el juego del nipón, pero no pudo mantener su ritmo ni su servicio en un tercer set que rompió Nishikori en el cuarto juego, rompiendo el segundo servicio de Bautista, para ya ganar todos los juegos que vinieron a continuación y verse ya a dos partidos de poder revalidar su corona en Barcelona, lo que sin duda haría crecer su leyenda en el Godó.

Antes deberá batir a Klizan, que venció en algo más de hora y media de partido al catalán Tommy Robredo (7-6 y 6-4). Pese a que Robredo venía desplegando un buen juego en el Godó, en el RCT Barcelona-1899 del que forma parte, se vio sorprendido por el buen servicio y el juego duro del eslovaco, que ganó un primer set muy igualado en el 'tie break' y cogió fuerza mental para ganar el segundo con más autoridad.

Pese a los problemas en su muñeca derecha, el zurdo de Bratislava aguantó y dejó fuera a Robredo de la que hubiera sido su tercera semifinal en el Godó. Eso sí, Klizan le ha ganado en su único enfrentamiento, en Roland Garros del año pasado (7-6, 6-1 y 6-2).